UNA GAMBETA

El prestigio otra vez en juego

EDWARD PIÑÓN

Hasta la forma de promocionarlo desde la AUF ya exhibe la importancia del encuentro. Duelo de Campeones, le dicen, y el rótulo le cae de perillas. Es así por el valor de sus títulos, por la riqueza de sus jugadores, por la historia de sus choques. Pero... qué pena en el momento que cae.

Repasemos: una Asociación aún con tormentas, dirigentes que prefieren quedarse en el paisito para ver si entran al futuro Congreso y no acompañan a la Celeste en su viaje. Jugadores que se caen por lesión y arreglos políticos que bajan a dos.

Entonces, esto que siempre es fabuloso, que de amistoso, hay que dejarlo bien en claro y sin necesidad de que te lo vendan los eslóganes, tiene poco, se cruza en el horizonte para volver a azotar el prestigio que a base de esfuerzo de los futbolistas y el cuerpo técnico pudieron ir recuperando.

Se sabe, cuando el adversario que está enfrente es Brasil se incrementa la responsabilidad y se juega siempre con el agua al cuello. Hoy más que nunca por los factores apuntados.

Será cuestión de creer que el ojo de Tabárez para elegir futbolistas tiene la precisión suiza, que los rendimientos de la nueva retaguardia estarán a la altura del reto y que el equipo recupera lo que no fue capaz de exhibir en los últimos dos compromisos ante Corea del Sur y Japón. En caso contrario, además de perder posiciones en el ránking FIFA, se olvidará lo que no hay que olvidar: que a esta gira no se llegó de la mejor forma.

EDWARD PIÑÓN
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)