DE VOLEA | DANIEL ROSA

La presión cruzó de vereda

Qué rápido cambia todo en el fútbol. Hace poco más de un mes Peñarol caía 4-0 con River Plate y perdía, más que la oportunidad de llegar a la punta, la credibilidad.

Las críticas arreciaban y, por más que Nacional solo había empatado (1-1) con El Tanque, daba una sensación de solidez de la que carecía su tradicional. Hoy todo eso ha cambiado. ¿Y qué pasó para ello? Poca cosa, solo los resultados. Se afirma que "no importa cómo se empieza, sino cómo se termina" y desde esta perspectiva Peñarol parece llegar mejor al clásico: seis puntos y siete goles en dos partidos; Nacional, una unidad, tres tantos y ya no puntero. Por eso tiene la presión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)