JUAN RAMÓN CARRASCO

“Nos preparamos sabiendo que enfrentamos a un tremendo Peñarol”

Juan Ramón Carrasco en Fénix
Juan Ramón dirigiendo a Fénix. Foto: Marcelo Bonjour

Juan Ramón Carrasco, el entrenador de Fénix, admitió a Ovación que todavía no ha logrado que el equipo juegue de la forma que lo seduce, con el 3-3-1-3, para que aparezca el verdadero tiki-tiki que supo entregar anteriormente, pero también consignó que está orgulloso de la forma en la que está creciendo como técnico porque hoy analiza las características de los jugadores y trata de sacarles el mejor jugo en beneficio del equipo, aunque tenga que adaptarse y cambiar la figura.

“JR” está agradecido a Fénix porque le está entregando la posibilidad de potenciarse. Avisó, además, que su equipo irá por el triunfo ante Peñarol para ver si está a la altura del desafío.

-¿Peñarol juega al estilo de “JR”?
-Eso deberían decirlo ustedes. Ver si es un equipo que presiona, recupera y va a buscar el gol. Quizás hoy no tanto por este Fénix, capaz que en cuentagotas, pero sí mucho con el otro Fénix, con River y también por muchos momentos en Nacional. ¿A vos no te parece que hay similitud?

-Tiene similitud, sí. ¿Por eso te gusta?
-Y sí, porque eso es lo que trato de inculcar, es lo que siempre trato de hacer, quizás a veces no salga, porque hoy no puedo hacer el tiki-tiki, aunque lo vengo intentando de todas las maneras habidas y por haber, pero por ahí todavía no lo logro como en aquellos equipos que te dije. A lo mejor en cuentagotas, pero de alguna manera también lo tomo como un crecimiento. Estoy acá en Fénix, me siento orgulloso, me gusta mirar para arriba y me gusta lograr cosas históricas. Me tengo que reacomodar, me tengo que reinventar y me salgo quizás de lo que son mis convicciones, no desnorteado ni a un extremo, pero si trato de ver cómo a este plantel puedo sacarle el mejor jugo.

"Fénix de alguna manera me está potenciando como entrenador. Hay muchísimas cosas que antes no las miraba y hoy lo tomo como un paso hacia adelante”.

Juan Ramón CarrascoDirector técnico de Fénix

-Pero ante Peñarol como rival, ¿en qué lugar te ponés? ¿Cómo llegás?
-A mí me gusta jugarle en los mejores momentos al que sea. No es que yo estoy esperando que le vaya mal. Por eso cuando escucho que Nacional quiere suspender el partido porque tiene seis, siete u ocho casos de COVID-19, como el entrenador digo ¡tengo plantel! Tengo un plantel de 28 jugadores, cómo voy a buscar suspender un partido, sea Progreso, El Tanque, el Cinco Esquinas o el que sea, es la oportunidad para mostrar otros jugadores, que van a dejar todo en la cancha para convencerte y demostrarte que pueden jugar. Yo no soy liberal con la plata ajena y el que me conoce lo sabe. Ahora Peñarol, que perdió afuera, yo no digo ‘qué bueno que perdió’. ¡No! Yo voy a hacer el planteamiento que creemos que es el mejor para ganarle a un Peñarol que está demostrando que está jugando muy bien. Tenemos que estar preparados para ganarle a un equipo que está en su mejor momento. No te estoy diciendo con esto que le vamos a ganar, porque nos preparamos sabiendo que vamos a enfrentar a un tremendo Peñarol, pero lo vamos a buscar para ver si estamos a la altura.

-¿Por qué me confesas que hoy te cuesta más llegar al tiki-tiki?
-El tema está que las generaciones van cambiando, los jugadores por ahí cuando ya son de determinada edad, mucho trajín y como dicen los jóvenes sin el disco limpito, que es cuando son una fuente inagotable de acumular enseñanza, cuesta un poco. Pasa eso. Pasa que los rivales ya te conocen. Después está el hecho de que la velocidad y la precisión no es para cualquiera; por ahí llega la parte que el jugador no le gusta equivocarse o no está acostumbrado a equivocarse en velocidad. Entonces, de repente opta por tirar un pelotazo, un centro o tirar al arco sin convicción porque se saca el compromiso y de esa manera no se expone. No está acostumbrado a lo otro y no se puede obligar ni multar, hay que tratar, trabajar y entonces lo tomo como un paso hacia adelante.

“Ahora soy un entrenador que puedo cambiar. No es por un capricho, sino que veo las características de los jugadores y trato de sacar el mejor rendimiento”.

Juan Ramón CarrascoDirector técnico de Fénix

-¿En qué sentido?
-Que ahora soy un entrenador que puedo cambiar. Te puedo jugar con un doble 5, que antes no lo hacía. Puedo jugar con línea de 4 o con doble nueve, si hasta he jugado con tres nueves. No es por un capricho, sino que veo las características de los jugadores y trato de sacar el mejor rendimiento, como pasó ante Rentistas. Cambiamos el sistema aunque veníamos jugando con el 3-3-1-3, que es lo que me seduce y que es de ahí de donde parte el tiki-tiki, donde cada pieza del equipo es importante. Por eso cuando ponga esa figura seguramente puedan ver la mejor exposición futbolística de este Fénix.

-Pero ahora lo potenciaste ahora al equipo. ¿Los fichajes no elevan el nivel?
-Siempre los mejores van a ser los que tengo. Los que vinieron son nombres con experiencia y con reconocidas virtudes, pero después hay que amalgamarlos al equipo. Dios quiera que Mejía se ataje todo y Amaral la rompa, la descosa, pero ahí tiene que estar la virtud del entrenador de buscarle la mejor manera para que esas insinuaciones arranquen, que no haya ningún pero. Que directamente se diga que Rodrigo Amaral es uno de los mejores 10 que se ha visto y que si antes no rindió quizás fue porque no supieron explotarlo. De repente tenés un 10 y si no le ponés jugadores idóneos para las características de ese diez por ahí lo hacés jugar para 5 puntos, yo voy a tratar de ponerle jugadores que por ahí lo potencien. Porque ahí se va a ver el verdadero jugador. Todo ese tipo de cosas hay que prepararlas. Hay mucho de sapiencia, de estudio y no es que va a jugar bien porque Juan ataca. No es tan fácil.

"Cuando ponga esa figura (3-3-1-3) seguramente puedan ver la mejor exposición futbolística de este Fénix

Juan Ramón CarrascoDirector técnico de Fénix

-¿Al campeonato lo ves desparejo a favor de los grandes?
-Lo único que pido es que sea estrictamente futbolístico, que no tenga el peso que siempre tienen Nacional y Peñarol. Que sea estrictamente deportivo, que no se tenga en cuenta ese peso, que en la duda... (hace un silencio) A veces hay que agachar la cabeza... Nosotros estamos con toda la expectativa y con toda la ilusión. Arrancamos con el pie derecho y ante un rival que está haciendo un buen papel como Rentistas. El calendario nos marcó enfrentar a cuatro equipos que están en copas internacionales: Rentistas, Peñarol, Torque y Nacional.

-¿Pero esos retos no son los que te gustan más?
-Siempre hay que ver el vaso medio lleno. Los agarrás al principio, vos te preparás para eso, no en el rodaje que te da la competencia o con todos los partidos que hubiésemos querido, porque incluso cambié el sistema. Pero por ello este inicio nos hace buscar estrategias y mirar puntillosamente las cosas que yo no hacía, porque antes no miraba al rival, y ahora busco sacar el mejor provecho de los jugadores y al equipo, he cambiado en eso. A mí Fénix me está potenciando como entrenador, así que me siento orgulloso de que hay muchísimas cosas que antes de repente no las miraba y hoy lo asimilo y lo tomo como un paso hacia adelante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados