NACIONAL

Preparado para disfrutar "el doble"

Gonzalo Porras admitió que ganar el domingo sería muy especial, porque no solo significará ganar el título, sino hacerlo ante el tradicional rival.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gonzalo Porras. Foto: A. Martínez

Gonzalo Porras no lo duda: "La responsabilidad en esta final es nuestra", dice. El volante tricolor, único futbolista del plantel que disputó los 15 partidos del Clausura, explica por qué: "La realidad indica que demostramos en la sumatoria de las dos tablas que fuimos el mejor equipo. Nadie nos regaló nada, así que debemos tener nuestros méritos para haberlo logrado. Tenemos que salir a ganar porque en 90 minutos podemos quedarnos con el Uruguayo y hay que hacerlo con mucha tranquilidad, pero siempre tratando de marcar el ritmo del partido".

En declaraciones a Sport 890, el futbolista (que en su caso personal defiende el título logrado el año pasado con Danubio) admite que esta semana "se puede decir que es la más importante del año porque tenemos la posibilidad de en 90 minutos lograr el objetivo del año, que es ser campeón uruguayo".

Nacional llega a la definición del título luego de cerrar el Clausura con cuatro partidos sin victorias. Sin embargo, esto no preocupa a Porras. "Como grupo y equipo grande no queríamos llegar en esta racha negativa, pero siempre dijimos que íbamos a pelear hasta que tuviéramos chance de ganar el Clausura. Los resultados no se dieron, pero tampoco es para alarmarse. Lo que pasó no se puede cambiar y hay que pensar en lo que viene. Desde el viernes, luego del partido con Tacuarembó, ya cambiamos el chip y pusimos la cabeza en este partido del domingo".

Confirmó que se cuidó en el partido ante Tacuarembó para no recibir una cuarta amarilla que lo condicionara para las finales. "Hablamos con Álvaro (Gutiérrez) y me dijo que tuviera cuidado con la amarilla y por ahí en algunas jugadas que podía llegar a destiempo me medía un poco más y por suerte no llegó la cuarta amonestación".

Porras también admitió que las finales, por ser clásicas, tienen una motivación especial. "Obviamente que si nos toca ganar una final en un clásico vamos a disfrutar el doble por ser campeón y ante el tradicional rival, pero si pasa lo que no queremos va a ser un golpe muy duro para nosotros y para el hincha".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º