TORNEO APERTURA

Prendió la luz

Forlán se encendió cuando a Peñarol se le venía la noche. Los aurinegros le ganaron 3-1 en Belvedere a Liverpool quedaron en la cima de la tabla junto con Nacional.

Todo se venía dando a pedir de boca para Peñarol. Ganaba 1 a 0 desde los 17 minutos, controlaba el juego, Liverpool no inquietaba a Guruceaga, y tal como se habían dado los resultados en la etapa, el aurinegro trepaba al primer lugar en la tabla del Apertura.

Pero en el complemento, cambió el viento. Porque Verzeri movió las piezas de su tablero y generó cambios en el accionar del negriazul. Salió Freitas lesionado, y en vez de poner un volante por otro, apostó a un juego más ofensivo con el ingreso de ‘Rocky’ Balboa, y minutos después, metió a Paulo Pezzolano por un inexpresivo De la Cruz, que intentó siempre, pero nunca pudo controlar la pelota.

Esas dos variantes fueron gravitantes. Liverpool creció y Peñarol se quedó. Llegó el empate, precisamente, con una gran jugada de Pezzolano y cabezazo de Balboa, y en la recarga, casi se concreta el segundo gol del dueño de casa, pero Valdez, en notable esfuerzo, rozó la pelota que se metía junto al segundo palo, y la rebotó en el horizontal. Casi de inmediato, Almedia exigió a Guruceaga.

Liverpool mandaba en su casa. Y Peñarol aparecía desnorteado. Claro, hasta que Diego Forlán se encendió, agarró la pelota cerca del área rival, enganchó una vez, dos, tres, entró al área, y desde la raya de fondo metió un pase rastrero, preciso para que Aguiar definiera sin problemas de cara a Bava.

Forlán prendió la luz cuando a Peñarol se le venía la noche a Belvedere. Fue un jugadón, de esos que se ven muy de vez en cuando, y que sólo los cracks como Forlán pueden plasmarlo en una cancha.

Ese segundo gol fue un golpe letal para el negriazul. Porque frenó su arremetida en el momento justo. Tiró abajo sus planes, y Peñarol volvió a recuperar su dominio en el juego. Otra vez estaba todo a pedir de boca para el equipo de Bengoechea, porque el negriazul se tiró arriba y le dejó espacios. El entrenador aurinegro apostó al buen pie de Albarracín, y cerró el fondo con el ingreso de MacEachen por Aguiar.

Liverpool buscó pero ya sin ideas. Malhumorado por el traspié, y por no poder llegar al arco rival con facilidad.

El juego se hizo friccionado, de lucha, y ese clima caliente, favoreció al visitante, que sacó provecho en una de las últimas jugadas del partido, precisamente..

Albarracín robó la pelota, encaró hacia el área, y casi en un mano a mano, la soltó para el ingreso solitario del ‘Vasquito’ Aguirregaray. El lateral pisó el área, se sacó a un rival de encima y definió alto, lejos de Bava. Fue el 3-1 definitivo, cuando Forlán ya había prendido la luz en Belvedere.

LIVERPOOL 1-PEÑAROL 3

Estadio: Belvedere.

Árbitro: Jonathan Fuentes. Asistentes: Mauricio Espinosa y Hebert Bogao. Cuarto árbitro: Diego Riveiro.

Liverpool: J. Bava; M. Rodríguez, F. Mallo, D. Macaluso, C. Almeida; L. Ferreira, S. Rodríguez, G. Freitas (46' Balboa), N. De La Cruz (55' Pezzolano); R. César (78' M. Cantera) y J. Arias. DT: J. Verzeri.

Peñarol: G. Guruceaga; M. Aguirregaray, C. Valdez, Guillermo Rodríguez, Gianni Rodríguez; N. Nández, S. Píriz, L. Aguiar (87' E. MacEachen), C. Luque (58' Albarracín); D. Forlán y M. Zalayeta (72' D. Ifrán). DT: P. Bengoechea. 

Gol: 17' Zalayeta (P), 56' Balboa (L), 70' Aguiar (P), 90' Aguirragaray (P)

Amarillas: Mallo, César, Rodríguez, Pezzolano (L), Píriz, Forlán (P)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)