NACIONAL

Un premio para el mejor: Rodrigo Amaral

Con un golazo del mejor de la cancha, Nacional derrotó a Defensor Sporting y mantuvo la distancia en la tabla 

Celebración.
Celebración. Rodrigo Amaral se llena la boca gritando el gol que le dio la victoria a los tricolores. Foto: Marcelo Bonjour.

Cuando Rodrigo Amaral regresó a Nacional lo hizo buscando reencontrarse con su mejor fútbol, el que había mostrado en sus épocas de juvenil celeste. Y vaya si lo está haciendo. Fue el mejor jugador de la cancha en el partido ante Defensor Sporting, el que hizo cosas distintas, y eso que aún no parece estar en un 100% de sus posibilidades físicas. Por algo generalmente es sustituido y ayer no fue la excepción.

A los 56 minutos, cuando Nacional ya había salido a jugar mejor el complemento, llegó el golazo de Amaral que le dio la victoria a su equipo para mantener la diferencia en la tabla con Peñarol.

Tras una jugada de Kevin Ramírez, que fue otra de las figuras tricolores desequilibrando por derecha, le quedó justo el rebote a Amaral, que con la parte interna de su zapato zurdo sacó un remate contra el palo. Inatajable para el arquero Sebastián Fuentes, que ya había realizado buenas tapadas y fue el responsable de que el resultado fuera hasta algo amarrete con los albos.

Ya en las primeros minutos del segundo tiempo Fuentes le negó el gol a Matías Viña, quien en la víspera fue importante subiendo constantemente al ataque. Y al final realizó otra gran atajada frente a Kevin Ramírez, quien tras eludir a un zaguero se mandó gran definición contra el segundo palo. Pero allí chocó otra vez con la muralla Fuentes.

Lo de Amaral no fue solo el gol. Ya en el primer tiempo cada vez que la pelota pasó por sus pies ocurrió algo diferente. Habilitó muy bien a sus compañeros dejándolos siempre de cara al gol, sobre todo a Octavio Rivero, quien ayer sustituyó al suspendido Bergessio, pero no pudo convertir como ha hecho muchas veces ingresando desde el banco.

Mejía no fue menos que su colega Fuentes, aunque tuvo menos trabajo. Pero con su mano izquierda realizó la atajada de la noche ante un tiro fortísimo desde afuera del área de Martín Rabuñal. Cayó mal y se sintió en el codo, pero siguió en la cancha.

Lo mejor de Defensor Sporting, un equipo muy joven y en transición, fue el veloz Ignacio Laquintana, pero tuvo que salir sentido. Y los intentos desde afuera de Martín Correa. El técnico Risso mandó a la cancha a Pablo López, a Milán y a Alan Rodríguez, pero no pudo empatar y perdió su invicto. Álvaro Gutiérrez, mientras tanto, mantuvo el suyo en el Apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)