INGLATERRA

Premier League: tierra de campeones y millones

Hoy se juega la final de la Community Shield entre Manchester City y Liverpool como anticipo del inicio de la Liga del viernes próximo.

Manchester City y Liverpool se cruzan en la final de la Community Shield. Foto: AFP
Manchester City y Liverpool se cruzan en la final de la Community Shield. Foto: AFP

Si las computadoras adelantaran con certeza los resultados de fútbol, no sería necesario disputar la temporada de la Premier League: Manchester City sería el campeón, Liverpool su principal rival, Tottenham y Chelsea se acercarían en la tabla y descenderían Newcastle, Norwich y Sheffield United. Por lo menos, este es el pronóstico de la cadena de televisión privada británica BT Sport, basado en estadísticas realizadas por grandes empresas tecnológicas como Google, OPTA y Squawka.

En realidad, ese también sería el pálpito de cualquier aficionado medianamente informado. Sin embargo, la liga inglesa -muy antigua en su tradición, muy moderna en su marketing- todavía ofrece el dulce sabor de lo inesperado, por más que las diferencias económicas establecen jerarquías marcadas. Pero en 2016 Leicester fue campeón y convirtió en millonarios a los pocos aventurados que decidieron jugarse unas libras esterlinas a los pies de Los Zorros en las siempre activas casas de apuestas.

El viernes próximo, 9 de agosto, con el partido Liverpool-Norwich, comienza una edición más de la Premier League. El domingo 11 se presentará el primer plato fuerte, Manchester United-Chelsea. Y antes se servirá el aperitivo de la Community Shield, que enfrentará hoy a los campeones vigentes de la Premier y la FA Cup, nada menos que Manchester City y Liverpool en Wembley.

La Premier no es solo torneo que más dinero mueve en el mundo: es el más competitivo del momento. En la temporada pasada colocó a cuatro equipos en las finales de las dos copas Europeas: Liverpool y Tottenham definieron la Champions League, Chelsea y Arsenal definieron la Europa League.

Eso fue el resultado de la presencia de muchos de los mejores futbolistas del mundo en los clubes ingleses, más el mejoramiento general del juego gracias al aporte de once entrenadores extranjeros. Así, la fórmula tradicional inglesa del kick and rush (“patear y correr”), que hacía sus partidos entretenidos pero resultaba fácilmente neutralizada por los rivales de Europa continental, dejó su lugar a nuevos sistemas y en general una superación técnica. Y sin abandonar la intensidad, que siempre fue un elemento distintivo del fútbol inglés. Todo eso es viable por la pujanza económica de la Premier.

COBERTURA. Mientras sus espectáculos siguen mejorando, la Premier League (una organización formada por los clubes de Primera División) comprueba cómo se incrementa el valor de su negocio audiovisual, pese a la caída del precio de las retransmisiones en Reino Unido. Los operadores pagarán en el período 2019-2020 más de 10.000 millones de euros, lo cual significa un aumento del 8%.

La temporada pasada, según reportes propios, el campeonato inglés fue visto en 188 países: sus imágenes no se vieron solo en Afganistán, Moldavia, Turkmenistán, Corea del Norte y Cuba. Fueron en total 262.102 horas de cobertura, que llegaron a mil millones de hogares.

A eso se suman los ingresos locales, que aportan 5.700 millones de euros por tres años, a través de las emisiones de tres cadenas, Sky, BT Sport y Amazon.

Esa suculenta torta se reparte de forma bastante equitativa, la mitad entre todos por igual y el resto en función de sus resultados así como de la frecuencias de la televisación de sus partidos. En la temporada 2017-2018 se distribuyeron 2.759 millones de euros entre los 20 equipos, un 1% más. El City cobró 171 millones contra 109 de Huddersfield, el que menos recaudó. Para este año se aprobó que el rendimiento deportivo tenga una mayor recompensa, lo cual con toda seguridad favorecerá a los grandes.

“Los equipos ingleses llevan siendo ricos muchos años pero seguían sin ganar. Lo que hicimos fue fichar a un montón de extranjeros muy buenos, pero seguíamos sin ganar. Invertían dinero en los futbolistas pero no en los arquitectos. Se han dado cuenta de que necesitábamos otro tipo de discurso. Han llegado técnicos extranjeros con otra visión, y Guardiola, que lo ha revolucionado todo. Hasta el punto de que un equipo como el Liverpool quizás sea solo subcampeón de Liga habiendo perdido un solo partido”, comentó el exfutbolista inglés Michael Robinson, hoy periodista deportivo en España, a El País de Madrid.

Uno de esos técnicos extranjeros es el español Javi Gracia, a cargo del Watford, quien explicó cómo hasta los clubes chicos se benefician con esta realidad: “La Premier tiene ese poder económico que a equipos de parte media y baja de la tabla les permite acceder a un nivel de jugadores que igual serían inaccesibles para otros equipos en otras ligas, incluso los equipos más fuertes. Los equipos como el Watford tienen más ingresos de derechos de televisión que la mayoría de los clubes españoles y que muchos clubes europeos de primer nivel, como el Ajax. Esto te ayuda a atraer jugadores”.

Para los clubes grandes, mejor todavía. Por ejemplo, el Liverpool acaba de renovarle contrato a su estrella egipcia Mohamed Salah, que pasará a ganar unos 430 mil euros a la semana, unos 22,4 millones de euros al año. Esto lo convertirá en el futbolista mejor pagado de la Premier.

Manchester United, en tanto, pagó 10 millones de euros por el mediocampista tunecino-francés Hannibal Mejbri, del Mónaco. El detalle es que Mejbri tiene 16 años y nunca jugó en primera. Además, se llevó al más conocido Aaron Wan-Bissaka, defensor del Crystal Palace, por 50 millones. El libro de pases sigue abierto y todavía se esperan transferencias de impacto.

El dinero, además, atrae al dinero. Totenham Hotspur, un club tradicional de Londres pero que generalmente vivió a la sombra de los grandes de las ciudades de Manchester y Liverpool, quiere sumarse a la verdadera elite. Ahora tiene el tercer contrato de patrocinio más alto de la liga, luego de Etihad con el City y Chevrolet con el United. La aseguradora AIS pagará 45 millones de euros por año a lo largo de ocho temporadas.

Otra novedad de la temporada es la incorporación del VAR para todos los partidos. Pero, a diferencia de otros torneos, las repeticiones de las jugadas analizadas serán emitidas al mismo tiempo en las pantallas de los estadios, lo cual le dará mayor transparencia a las decisiones.

Polémica entre Jürgen Klopp y Pep Guardiola.

El duelo Manchester City-Liverpool, que para muchos definirá nuevamente esta temporada la Premier, ya se está jugando. Esta semana hubo un duro cruce entre sus respectivos técnicos. El entrenador alemán del Liverpool Jurgen Klopp afirmó que su rival siempre gasta 200 millones de euros por temporada en contrataciones. Y Pep Guardiola, DT español del City, le recordó a Klopp que su equipo “nunca camina solo”.

“¿Si me molesta lo que dijo? Por supuesto que no me gusta y que me molesta porque no es cierto que gastemos 200 millones en cada mercado de fichajes. No es verdad”, respondió Guardiola, antes de lanzar un dardo de vuelta a Klopp. “Es el Liverpool y nunca caminarás solo, no es un equipo chico, es el Liverpool”.

“Hace dos temporadas gastamos mucho porque tomé un equipo con diez u once jugadores de más de 30 años. Había que hacerlo, pero no podemos gastar 200 millones cada temporada. Por ejemplo el Liverpool gastó más de 200 la última temporada y esta no lo puede repetir. Es lo mismo”, dijo Guardiola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)