VIDEO

Poyet tiene todo pronto para su primer derbi sevillano

El técnico uruguayo se estrena este martes en uno de los duelos más calientes de la liga española: Sevilla-Betis, en el que también debutará Jorge Sampaoli. Así lo analizó Poyet en la previa.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

El entrenador del Real Betis, el uruguayo Gustavo Poyet, ha comentado este lunes que el derbi que mañana disputará su equipo ante el Sevilla "es un partido especial" y "único" en el que no se reparten "los mismos tres puntos que en los otros" encuentros.

Poyet ha asegurado, en la rueda de prensa que ha ofrecido en el hotel jerezano en el que ha concentrado a su equipo, que "para bien o para mal, estos partidos afectan" y, por consiguiente, su propósito es "ganarlo como sea", por lo que ha dicho preferir "ganar que dar una buena imagen" y que "hay que ser prácticos".

El técnico charrúa ha insistido en la idea de que "en los derbis no se dan los partidos perfectos" y ha querido romper una lanza por su colega sevillista, el argentino Jorge Sampaoli, al asegurar que "se está siendo injusto con él" porque "parece que no funciona nada" pero el Sevilla, a su juicio, "tiene cosas muy buenas".

El preparador bético ha vaticinado que "cada equipo querrá imponer el ritmo que le convenga", por lo que espera a "un Sevilla lanzado al ataque" y por ello está "seguro que habrá momentos de locura".

Gustavo Poyet justificó la concentración del Betis al declarar que "para un partido especial hay que hacer cosas especiales", ya que en Sevilla "parece que se para el mundo" con el derbi y por eso ha "pensando en salir para estar más tranquilos".

Después de dos partidos en la grada por sanción, Poyet ha vuelto a quejarse de que "no se puede protestar nada" y lamentado vivir en "una dictadura" en la que "se perderá la pasión por decisiones de gente que no sabe nada de fútbol".

400 policías y dispositivo especial de seguridad

Más de cuatrocientos policías, de ellos más de 350 de la Policía Nacional y medio centenar de la Policía Local, así como efectivos de otros servicios, participarán en el dispositivo de seguridad del partido Sevilla-Betis, declarado de alto riesgo y que se juega este martes en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Este operativo se completa con personal del Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y Parques y Jardines; la unidad de la Policía adscrita a la Comunidad Autónoma Andaluza, encargada de evitar la reventa de entradas; y unidades de Emergencias Sanitarias del 061, informó este lunes en un comunicado la Delegación del Gobierno en Andalucía.

También formarán parte de él 260 vigilantes y más de 90 auxiliares de seguridad privada del Sevilla, además de un grupo de vigilantes del Real Betis, que en este caso acompañarán a los 650 aficionados del club verdiblanco que se trasladarán en grupo desde el Benito Villamarín hasta el estadio sevillista.

Los policías nacionales pertenecen a las unidades de Intervención Policial, de Prevención y Reacción, Caballería, Guías Caninos, desactivación de explosivos (Tedax), Helicóptero y Motos, con el refuerzo de la Brigada Provincial de Información y la participación de agentes de la comisaría del barrio de Nervión y colindantes.

La Policía Local de Sevilla controlará el tráfico, las vías de evacuación, la venta ambulante y la retirada de veladores.

El dispositivo para este primer derbi sevillano de la temporada comenzará esta noche, según se ha acordado en la reunión de la Junta de Seguridad convocada con motivo de este partido y que ha presidido el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Gustavo Poyet, entrenador del Betis. Foto: EFE
Gustavo Poyet, entrenador del Betis. Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados