ESPAÑA

Poyet no encuentra el rumbo ante las urgencias y protestas

El entrenador uruguayo Gustavo Poyet no ha encontrado el rumbo ni, hasta el momento, dado con la tecla en forma de juego y resultados en su debut en la Liga española como entrenador del Real Betis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gustavo Poyet, entrenador del Betis. Foto: EFE

El detonante del enfado de la afición fue la dolorosa derrota sufrida ayer en el Benito Villamarín ante el Espanyol por 0-1, el pobre juego desplegado por los verdiblancos y su incapacidad de remontar un resultado adverso, lo que se tradujo en la generalización del grito de "Poyet, vete ya" por parte de la tribuna.

El Betis venía de ganar sobre la hora en Pamplona ante Osasuna con un gol de falta en el último minuto del chileno Felipe Gutiérrez, pero había acumulado suficientes interrogantes en su juego que ayer se tradujeron en una protesta mayoritaria de la afición al final del partido ante los de Quique Sánchez Flores.

El Real Betis puso este año en manos de Poyet un novedoso proyecto con doce caras nuevas para salir de la inestabilidad de temporadas anteriores y llevar al equipo a puestos europeos después de quedar la pasada temporada en décima posición.

Los diez partidos transcurridos hasta el momento han tenido, sin embargo, un pobre balance de resultados, con cinco derrotas, tres victorias y dos empates y, por encima de ello, la sensación de que el uruguayo no acaba de encontrar el rumbo que pregonó desde su llegada a Sevilla.

El Betis ha sido incapaz de encadenar dos victorias consecutivas en un comienzo de temporada en el que, además, ha sufrido sendas y sonrojantes goleadas ante el Barcelona en el Camp Nou (6-2) y el Real Madrid en casa (1-6), ha perdido contra el eterno rival en el Sánchez Pizjuán (1-0) y, ante todo, no ha encontrado un plan de juego fiable.

El charrúa reconoció anoche tras la derrota que no le preocupa "nada" su posible pérdida de crédito por sus declaraciones porque es como es y "cuando quieran a un entrenador falso que diga lo que ustedes (los periodistas) quieran y lo que la gente quiera escuchar, pues fantástico".

"Me imagino que a un entrenador falso también le van a pedir cuando pierda que se vaya. Prefiero que el día que me tenga que ir me vaya como un hombre honesto, educado y no como un falso", subrayó el DT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)