SELECCIÓN

Posesión, rotación, presión alta y muchas llegadas

Al cabo de los primeros 45 minutos de la final de la China Cup ante Gales, por encima del empate del 0-0 transitorio, la Celeste está exhibiendo muchas virtudes futbolísticas. 

Tres jugadores de Uruguay sobre la acción de juego que intentó realizar Gareth Bale
Tres jugadores de Uruguay sobre la acción de juego que intentó realizar Gareth Bale

Uruguay avanza, y con paso firme, en ese rumbo por el cual quiere transitar para tener mayor protagonismo en los partidos. Es una Celeste bien distinta a la de los últimos tiempos, tan agresiva en la marca como siempre, pero mucho más dueña del trámite del juego, con enorme vitalidad para meter la presión alta y con un llamativo dominio del balón.

Las virtudes de los primeros 45 minutos de juego en la final de la China Cupa ante Gales quedaron bien marcadas: 1) presión alta para robar balones en la salida del equipo europeo; 2) mucha posesión de pelota y con tranquilidad para moverla de un lado al otro a la espera de la aparición del hueco que posibilitara la filtración; 3) movilidad en el medio para procurar sorprender; 4) muchas llegadas al área rival y 5) culminación de las jugadas.

Quizás esto último sin el resultado esperado porque el balón no besó la red, pero hubo dos tiros en los caños, otros remates peligrosos y hasta una acción en la que a Edinson Cavani le faltó un centímetro para poder definirla.

Esos puntos no son los únicos sobresalientes de esos primeros 45 minutos de acción, porque también fue interesante -una vez más- la tranquilidad y efectividad con la que el juego se elabora desde los pies de Matías Vecino y Rodrigo Bentancur. Un doble cinco llamado a convertirse en el eje del estreno celeste en Rusia 2018. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º