DEFENSOR SPORTING

El "Polilla" Da Silva dio un paso al costado

Luego de los malos resultados del conjunto violeta, el cuerpo técnico tomó la decisión de abandonar el cargo, de mutuo acuerdo con la nueva dirigencia. En su segundo ciclo como entrenador del club, dirigió 13 partidos.

Foto: Leonardo Mainé
Foto: Leonardo Mainé

"El Defensor Sporting Club comunica que el cuerpo técnico, de común acuerdo con las autoridades, acordó su desvinculación de la institución", expresó el elenco violeta en un comunicado publicado en sus redes sociales.

De esta manera, el cuerpo técnico comandado por Jorge Da Silva, dio un paso al costado luego de malos resultados que hoy tienen a Defensor Sporting en la última posición del Torneo Apertura y eliminado en la Segunda Fase de la Copa Libertadores.

"Jorge Da Silva en conversación con Andrés Fleurquin, dejó en claro su adhesión y cariño al Club. Ante estas circunstancias le deseamos a él y al resto del cuerpo técnico el éxito que se merecen profesionalmente", agregó el comunicado.

En este momento, el conjunto violeta se ubica último con cuatro puntos en siete fechas y una diferencia de goles de -11. A su vez, ya había quedado eliminado de la Copa Libertadores a manos de Atlético Mineiro en la segunda ronda del certamen.

De esta manera, Jorge Da Silva se transforma en el cuarto entrenador que deja su cargo en el actual Torneo Apertura. Julio César Toresani (Rampla Juniors), Eduardo Domínguez (Nacional) y Mario Szlafmyc (Plaza Colonia) también habían dejado de ser los entrenadores en sus equipos durante las siete fechas ya transcurridas.

La campaña del "Polilla"

Da Silva había empezado su segundo ciclo en el club en los últimos días de 2018 cuando en diciembre comenzó la pretemporada con el cuerpo técnico formado también con Darío Rodríguez, Daniel Oddine, Jorge Da Silva (hijo) y Pablo Placeres (preparador físico). Fue para preparar el inicio en la Copa Libertadores, que lo tenía con un debut anterior al del Campeonato Uruguayo.

Y debut no podría haber sido mejor. El primer partido fue el 23 de enero cuando superó 4-2 a Bolívar en una histórica victoria en la altura de La Paz. Una semana después en el Franzini confirmaría su clasificación a la segunda fase de la Copa pese a caer 3-2 contra el equipo boliviano. 

El siguiente paso era Barcelona de Guayaquil, el equipo dirigido por Guillermo Almada y que se había preparado de buena forma para afrontar la competencia internacional. En la ida el violeta perdió 2-1 en Montevideo, pero por una mala inscripción del futbolista Sebastián Pérez logró ganar en los escritorios 3-0 y por ello, tras la derrota 1-0 en Guayaquil, la clasificación a tercera fase. 

En resumen, había llegado a la etapa anterior a la fase de grupos pero ganando un solo partido y perdiendo los tres restantes. Enseguida vinieron tres derrotas seguidas en casa: 1-0 con Peñarol en el debut del Apertura, 2-0 ante Atlético Minerio por la ida de la Copa y 3-0 contra Cerro Largo en la segunda fecha del torneo local. Encima tres días después visitó al Minerio y con el empate 0-0 se volvió a Uruguay sin Libertadores.

En la vuelta al Campeonato Uruguayo consiguió su única victoria en el ámbito local con el 2-0 vs. Rampla Juniors en el Estadio Olímpico, pero desde ahí sumó tres derrotas más y un empate: 1-4 vs. Juventud en el Franzini, 6-2 vs. Liverpool en Belvedere, 1-1 vs. Wanderers en el Parque Rodó y 4-2 vs. Racing en el Roberto.

El peor ciclo de su carrera

Apenas tres meses duró esta vez el romance de Defensor Sporting con uno de los entrenadores más exitosos de su historia. Jorge Da Silva volvió por primera vez al club de Punta Carretas tras su salida en 2009 y darle el último título en 2008.

El “Polilla” volvió casi 10 años después pero estuvo lejos de los números que había tenido en los últimos años con sus equipos en el exterior y también en Uruguay. Desde su debut histórico en enero por Copa Libertadores contra Bolívar en La Paz, sumó 13 partidos dirigidos con dos victorias, dos empates y nueve derrotas para un 21% de efectividad.

No solo son los peores resultados de Da Silva como DT, sino que están lejos de los que habían sido los registros más bajos. Venía de un 52% de los puntos ganados en América de Cali con su pasaje entre 2017 y 2018 dirigiendo 28 partidos y antes -uno de los más bajos- 44% en su segundo ciclo como técnico de Peñarol con 31 encuentros (10 ganados, 11 empatados y 10 perdidos).

En gran nivel fue el primer pasaje por el aurinegro, llegando a 67% de los puntos en 54 juegos dirigidos que llevaron a su segundo título Uruguayo.

En medio de sus dos ciclos en Peñarol tuvo su paso por medio oriente, con los 23 partidos dirigiendo al Beni Yas de Abu Dabi en Emiratos Árabes con 45% de rendimiento y los 44 al frente de Al Nasr de Arabia Saudita con 54%.

En resumen, fueron 13 partidos con dos victorias, dos empates y nueve derrotas, y un balance de goles con 15 a favor y 29 en contra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)