COPA LIBERTADORES

La polémica: amarilla que debió ser roja para Igor Rabello

Pisó con absoluta intencionalidad a Joaquín Arzura cuando la jugada ya había terminado, el línea vio toda la jugada, se la contó al árbitro y éste tomó una decisión salomónica.

Nacional vs. Atlético Mineiro
Arzura se retuerce de dolor mientras Rabello se hace el "yo no fui". Foto: Gerardo Pérez

La jugada ocurrió en el minuto 19 y fue la polémica de la noche. Joaquín Arzura presionó desde atrás a Igor Rabello, el volante tricolor lo golpeó de atrás y el brasileño, luego de caer, se levantó y le aplicó un pisotón a la altura de la ingle derecha. Mientras el argentino se revolcaba de dolor, y ante la atenta mirada del primer asistente chileno Christian Schlemann, los jugadores de Nacional empezaron a llegar para recriminarle lo hecho al de Atlético Mineiro y así se armó un borbollón que tomó un par de minutos desipar.

En tanto, el asistente le informaba al árbitro principal Roberto Tobar lo ocurrido. La jugada no admitía discusión: era tarjeta roja para Rabello. Sin embargo, el línea podría haber entendido que en su intento por levantarse rápido el brasileño había pisado accidentalmente a Arzura. Las imágenes televisivas dejaban ver claramente que no había sido así, pero...

Ante lo ocurrido, las decisiones lógicas eran dos: tarjeta roja y expulsión para Rabello (era lo que correspondía) o bien nada, porque había sido una situación casual. Pues bien, Tobar tomó el camino del medio en una acción salomónica: amarilla para el brasileño.

Amarilla para Igor Rabello
Amarilla para Igor Rabello. Foto: Gerardo Pérez

Allí el partido pudo haber tenido un giro, porque Nacional afrontaría 70 minutos con un futbolista más, pero quedaron 11 contra 11.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)