SELECCIÓN

Poco y mucho: es el precio de la gloria

Copa América: cada celeste puede cobrar 155.500 dólares, o... sólo 9.600.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Histórico. Lugano levanta la decimoquinta; el plantel celebra el título a los saltos. Foto: AFP.

En caso de que Uruguay sea campeón de la Copa América Centenario, la Asociación Uruguaya de Fútbol percibirá 6.500.000 dólares, más lo que pueda corresponderle por el reparto de utilidades que se hará entre la Conmebol y la Concacaf, las dos entidades continentales que organizan el torneo, mientras que cada jugador recibirá alrededor de US$ 155.500; pero si la selección no llega a estar entre los cuatro semifinalistas, la AUF embolsará 1.500.000 dólares en caso de que pase la primera fase y quede eliminada en cuartos de final, mientras que los futbolistas —que, en realidad, juegan "a todo o nada"— no cobrarán ni un solo peso en materia de premios, ya que por el acuerdo firmado por la Mutual lo harán únicamente si "la Celeste" ocupa uno de los cuatro primeros lugares, quedándole para cobrar exclusivamente el dinero de dos rubros: presencias por partido y viáticos.

En ese sentido, entonces, cabe señalar que los premios estipulados por Conmebol y Concacaf son: 6.600.000 de dólares para el campeón; 3.500.000 al vice, 3.000.000 al tercero, 2.500.000 al cuarto; y 1.500.000 para cada país que dispute los cuartos de final, pero no pase a semifinales; mientras que el arreglo entre la AUF y la Mutual establece que cada uno de los 23 integrantes del plantel percibirá 2.000 dólares por concepto de presencia por partido, y US$ 100 por día de viático.

De esta manera, pues, si Uruguay es campeón o vice, como la estadía en Estados Unidos se extenderá por 25 días, desde el 2 al 26 del corriente, cada uno de los celestes cobrará 141.000 dólares por lo que le toque de los 3.250.000 que representarán el 50% de lo que reciba la AUF; US$ 12.000 por los seis partidos en los que habrá participado, aún en el caso de permanecer en el banco; y 2.500 por concepto de viáticos: los 155.000 antes mencionados.

Por contrapartida, en el caso opuesto de que "la Celeste" no pase la primera fase, o aún si llega a cuartos pero no a semifinales, los futbolistas no cobrarán ni un dólar de premio, cabiendo dos posibilidades en cuanto a lo que embolsarán en cada uno de ellos en esos dos escenarios: si Uruguay queda eliminado al cabo de la primera ronda, que culminará el 14 del corriente, y como el retorno a Montevideo se emprendería el 15, cada celeste percibirá 6.000 dólares por su presencia en tres partidos, más otros 1.400 por 14 días de viáticos; y si la selección juega en cuartos de final, pero no llega a semifinales, como ocurrió en la Copa América de Chile el año pasado, lo que hará que permanezca en Estados Unidos hasta el 18, cada celeste cobrará 8.000 dólares por cuatro partidos en los que habrá participado, más 1.600 por 16 días de viáticos: un total de US$ 9.600, que son una fortuna para la gente "de a pie" del país cuyo perfil económico actual quedó gráficamente simbolizado en el gesto adusto y severo que "golpeaba" desde el primer plano del rostro del Cr. Danilo Astori en la foto de portada publicada por El País en la edición del sábado 21 de mayo, pero para la mayoría de los futbolistas que juegan en el exterior —fundamentalmente en Europa— es un "cambio chico", o un "quebranto de caja".

Para la AUF, mientras tanto, las cuentas no son tan radicales; o sí, pero están más "en el aire", porque más allá de los ingresos fijos que tendrá por la participación de la Copa América Centenario (ver nota aparte), sólo tiene claro que la Federación de Fútbol de Estados Unidos le pagará 1.250.000 dólares para gastos a cada uno de los países participantes.

Después, si Uruguay es uno de los cuatro primeros, como entre la final y el partido por el tercer puesto hay sólo un día de diferencia, la AUF deberá abonar alrededor de 333.500 dólares: 276.000 por la presencia de 23 futbolistas en seis encuentros, y unos 57.500 por 25 días de viáticos; si pasa la fase inicial pero no llega a semifinales, como sucedió en Chile 2015, y teniendo en cuenta que los cuartos de final se disputarán del 16 al 18 del corriente, la AUF tendrá que desembolsar 264.000 dólares por las presencias de 23 jugadores en 4 partidos, y 36.800 por 16 días de viáticos, mientras que si Uruguay no pasa de la ronda inicial, que se juega del 2 al 14 del corriente, el organismo rector del fútbol uruguayo abonará al plantel unos 158.000 dólares por las presencias en tres partidos y alrededor de 29.900 dólares por 13 días de viáticos.

Por otra parte, la AUF no sólo tiene esos egresos fijos, pues debe hacerse cargo del pago de los premios estipulados para el cuerpo técnico, y los viáticos de todos los integrantes de la delegación oficial, incluídos los dirigentes que van en la embajada.

La selección, pues, se va hoy a Estados Unidos con el objetivo de disputar la Copa América Centenario, una edición muy especial del tradicional torneo continental de la cual el lunes 16 de mayo pasado Óscar Tabárez dijo que "yo no me animaría a llamarla Copa América", tras lo que agregó que "después, en septiembre, jugamos por las Eliminatorias otra vez, así que en importancia para mí es superior lo que pase de septiembre en adelante".

La categorización realizada por el entrenador celeste resulta incuestionable: puesta frente al espejo de la gran historia que empezó a escribirse justamente en Montevideo hace 100 años, esta Copa América de 2016 que se juega en Estados Unidos es de gran repercusión, pero —por el significado del torneo en sí mismo— de relativa relevancia.

En ese sentido, al fin y al cabo, el mayor valor del evento pasa por el plano económico, que en este caso depende en gran parte de los resultados, lo que hace que para los jugadores y el cuerpo técnico celeste, y la propia AUF, la gloria tiene un precio, según salga Uruguay, costará mucho o...nada.

Wilmar Valdez. "Ha sido muy compleja, es un poco de todo".

"Esta Copa América es un poco de todo. Por un lado, con se celebran los 100 años del torneo continental más antiguo del mundo, y de la fundación de la Confederación Sudamericana de Fútbol; y, a su vez, se trata de un evento que va a dejar dinero y, por lo tanto, para la actual situación económica de la AUF, va a ser muy importante. Luego de todo lo que pasó, en ese aspecto esta Copa América ha sido muy compleja". (Wilmar Valdez)

El reparto de la torta será el 10 de octubre

La AUF recién sabrá cuánto percibirá por la participación en la Copa América Centenario, con independencia de lo que pueda cobrar por premios si Uruguay juega cuartos de final, semifinal y/o la final, después del próximo 10 de octubre, cuando se hará la liquidación de los resultados económicos que dejó la disputa del evento y, en caso de que haya ganancias, se proceda al reparto de las mismas de acuerdo a criterios fijados de antemano: 1/3 de las citadas utilidades será para Concacaf (Confederación de Norte y Centro América), y 2/3 para Conmebol, que distribuirá ese dinero en diez partes iguales entre los países del continente sudamericano.

En materia de ganancias, entonces, hay un piso de US$ 35.000.000 para la Conmebol, por encima del cual se hará la distribución en diez partes iguales, de lo que surge que la AUF no sabrá cuánto dinero va a recibir por ese concepto, hasta que se proceda a hacer dicho reparto.

Como ingresos fijos, la AUF tiene US$ 1.250.000 que la Federación de EE.UU. le paga a cada país para gastos, más la subvención que las selecciones reciben para la estadía y traslados internos de 50 personas; y, por otro lado, debe abonar US$ 450.000 por los charter en los que va y volverá la delegación desde y hacia Carrasco.

LAS CIFRAS:

2 mil dólares.

Cada uno de los 23 jugadores del plantel percibe US$ 2.000 por presencia en cada partido.

100 dólares.

Cada uno de los miembros de la delegación oficial recibe US$ 100 de viáticos por día.

50 por ciento.

El plantel celeste cobrará el 50% de lo que la AUF reciba por premios en la Copa América Centenario.

450 mil dólares.

Los dos vuelos charter para ir a EE.UU. y volver al país, le cuestan a la AUF un total de US$ 450.000

50 personas.

La Federación de Fútbol de EEUU. paga la estadía y los traslados internos de 50 personas por país.

18 millones.

La Copa América 2016 va a repartir 18.000.000 de dólares en premios entre 16 países participantes.

10 millones.

La Copa América 2015, jugada en Chile, repartió US$ 10.000.000 entre 12 países participantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)