BALANCE

Poco fútbol, la razón de que Uruguay esté peor que en las Eliminatorias pasadas

La propuesta de Tabárez no logra que los muy buenos mediocampistas logren conectar con los grandes atacantes y por eso la Celeste ha dejado puntos.

Facundo Torres
Facundo Torres entró y le cambió la cara a Uruguay, pero no fue suficiente. Foto: Nicolás Pereyra

Menos puntos, más abajo en la tabla de posiciones, menos goles, más tantos recibidos y sobre todo, menos buen juego. Ese es el balance de la Selección de Uruguay luego de cinco partidos por las Eliminatorias respecto a cuatro años atrás. Es decir: la gráfica celeste está en curva descendente.

Empecemos por los puntos y la posición. Lo primero a dejar en claro es que en el 0-0 ante Paraguay a Uruguay le anularon un gol totalmente lícito convertido por Jonathan Rodríguez, lo cual quedó claro con la decisión adoptada por Conmebol de suspender indefinidamente a los árbitros que actuaron en el VAR por lo que fue considerado un "error grave" al anular el tanto, básicamente porque fallaron el procedimiento tal cual queda demostrado en el video que se hizo público de cómo se llegó a tal determinación.

Sin embargo, quedarse con eso como única razón de no poder ganar en casa sería un error, porque Uruguay jugó decididamente mal.

A esta altura en 2016 (entonces luego de jugar con Brasil por la quinta fecha, teniendo en cuenta que en esta oportunidad se juegan antes las jornadas 7 y 8 que las 5 y 6) Uruguay tenía 10 unidades, producto de la victoria 2-0 sobre Bolivia en La Paz, del 3-0 a Colombia, de la derrota 2-1 en Ecuador, de la victoria 3-0 a Chile y del 2-2 en Brasil.

Ahora la Celeste suma 7 unidades y está en la posición cinco con 7 puntos: victoria 2-1 sobre Chile, derrota 4-2 en Ecuador, victoria 3-0 en Colombia, derrota 0-2 con Brasil y empate 0-0 con Paraguay.

Sigamos con los goles anotados y recibidos, un rubro en el que también hay una caída. Luego de cinco partidos rumbo a Rusia 2018 Uruguay había convertido 11 tantos, mientras que actualmente lleva 7. Había recibido solo 4 y ahora le anotaron 7. Por lo tanto, hace cinco años el saldo era de +7, mientras que ahora es 0.

El poco fútbol de Uruguay

Federico Valverde
Federico Valverde no pudo hacer pesar su buen pie. Foto: Nicolás Pereyra

Todo esto tiene una explicación y es, básicamente, el bajón futbolístico que ha sufrido el equipo, que solo tuvo una buena actuación en la victoria 3-0 sobre Colombia en Barranquilla. Y si no, repasemos:

En el debut ante Chile la Celeste logró el triunfo con el gol en los descuentos conseguido por Maximiliano Gómez luego de un flojo partido en el que incluso hubo una jugada muy polémica, ya que la pelota dio en el brazo de Sebastián Coates en el área uruguaya y el árbitro no sancionó penal.

El equipo se trasladó a Quito para enfrentar a Ecuador y completar la primera doble fecha. Fue caída 4-2 y el resultado fue mentiroso, porque Uruguay logró descontar con dos penales en los últimos seis minutos luego de estar 4-0 abajo y recibiendo una verdadera paliza.

Giovanni González
Giovanni González en acción en el Uruguay-Chile. Foto: Nicolás Pereyra

Luego llegó el turno de ir a Barranquilla, ahí donde Uruguay nunca le había ganado a Colombia por Eliminatorias. Y fue un claro y contundente 3-0 en la mejor performance celeste en el certamen.

Al regreso a Montevideo aguardaba Brasil, que se llevó la victoria por 2-0 en un partido en el que Uruguay generó muy poco, al punto que no tuvo ningún remate bien dirigido al arco. Para peor, sufrió la expulsión de Edinson Cavani, quien recibió dos partidos de sanción y por eso no pudo estar ante Paraguay y tampoco podrá estarlo frente a Venezuela el martes.

La última presentación fue la de este viernes contra los guaraníes, que fue muy pobre. Si bien tuvo el predominio en la posesión del balón (58%) no resultó productivo, pues hubo mucha imprecisión en el último pase o en la definición. Solo dos pelotas fueron al arco para que las contuviera el arquero paraguayo.

Por lo tanto, decididamente Uruguay está peor que en las Eliminatorias pasadas. Los números reflejan la realidad futbolística del equipo, que no consigue sacarle jugo al muy buen mediocampo que tiene y a una gran delantera, más allá de la ausencia de Cavani en el último juego.








































































































Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados