ELIMINATORIAS

Pizzi recibe críticas despiadadas por no convocar a Díaz

“Tienen que abstraerse de todo lo que pasa afuera”, dijo Pizzi a sus jugadores en la charla previa al entrenamiento de ayer.

Beasejour, Pinilla y Vidal entrenan con la selección. Foto: Reuters
Beasejour, Pinilla y Vidal entrenan con la selección. Foto: Reuters

Chile, sexto y afuera de zona de clasificación (también del repechaje), tiene un compromiso más que difícil ante Ecuador y la lluvia de críticas arrecia contra el plantel y el conductor de la selección.

La gota que rebasó el vaso fue la exclusión de Marcelo Díaz de la última convocatoria, un referente de la selección.

“Pizzi repara tu error. Aún estás a tiempo”; “Pizzi, sigues ‘matando’ la roja” “Pizzi (.), te estás vendiendo a Argentina”, se leía en algunas pintadas que aparecieron en los muros del Complejo Juan Pinto Durán, el centro de entrenamientos de la selección, informaron los medios chilenos.

Lejos de sentir la presión, Pizzi se abocó a la conformación del equipo para intentar sumar ante un siempre difícil rival.

Ecuador, ya sin la conducción técnica de Gustavo Quinteros, afrontará los últimos dos choques de la Eliminatoria con otro argentino al mando: Jorge Célico, que estaba trabajando en las selecciones juveniles de la FEF.

La decisión de dar por terminado el contrato con Quinteros llegó luego de que Ecuador acumulara cuatro derrotas consecutivas en las Eliminatorias. Irá por un milagro en Santiago de Chile.

Trabajo psicológico.

En ese contexto, Mauricio Pinilla señaló que Chile debe trabajar "el tema psicológico para afrontar dos partidos fundamentales", para fortalecer las cosas positivas del equipo y no forzar cambios que puedan resultar perjudiciales.

"El programa que hemos tenido nosotros a lo largo de los años, entre mundiales y copas, la conexión entre el cuerpo técnico y los jugadores, es la misma. Creo que cambiar un programa en base al momento que estamos viviendo es difícil", precisó.

No hay polémica sobre Marcelo Díaz.

Sobre la supuesta tensión que ha provocado en la plantilla la marginación del volante Marcelo Díaz, dijo que se debe respetar la decisión del técnico y culpó a la prensa de la polémica, admitiendo que en lo personal es cercano a Díaz.

"El trabajo de ustedes es agarrarse de cosas mínimas que nos hagan distraer. Pero tenemos una mentalidad muy positiva, nos estamos jugando una maravillosa posibilidad de ir al mundial".

Afirmó además que Pizzi "tiene las capacidades necesarias" para reestructurar el medio campo de la Roja, afectado por las bajas del propio Díaz; Charles Aránguiz, por lesión y la duda de Pedro Pablo Hernández, afectado también por problemas musculares.

El recambio.

"A mí me gustaría jugar hasta los 60 años", dijo sobre el desgaste que se observa en algunos jugadores y la necesidad de recambio que proclaman algunos medios de prensa, y añadió que a nadie en la selección se le ha pasado por la cabeza quedar afuera del Mundial.

"A nadie le gustaría terminar de mala manera, pero cuando hay grupos exitosos, terminan generalmente mal. Ojalá no sea el caso, pero cuando hay una generación importante, luego viene un bajón", dijo.

"El grupo se va a sobreponer a esa historia y vamos a tratar que las hermosas carreras de estos compañeros se puedan terminar con otro mundial", añadió.

Pizzi pudo contar hoy con todos los convocados, incluidos los lesionados Aránguiz y Hernández, que están en observación, y Gary Medel, el último en incorporarse a la concentración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados