defensor sporting

Piquerez se quiere quedar

El volante, que mañana cumple 20 años, tiene la ilusión de seguir en el equipo titular y jugar el domingo  ante Nacional

Piquerez
Joaquín  Piquerez fue la figura del partido frente a Fénix. Foto: Marcelo Bonjour.

Joaquín Piquerez necesitaba jugar un partido como el del domingo pasado ante Fénix para afianzarse en el equipo de Eduardo Acevedo. El volante lleva tres partidos como titular por la lesión de Ayrton Cougo, pero aunque el melense regresará el domingo ante Nacional, el juvenil se ilusiona con seguir en el equipo.

“Con los minutos uno se va afianzando y por algunas circunstancias, compañeros lesionado y suspendidos, me dio para jugar un par de partidos de corrido y con minutos en cancha uno va agarrando más confianza”, explicó Piquerez tras la práctica de ayer en el Franzini, mientras apuraba un vaso de jugo de naranja.

“Veníamos de cinco partidos en los que no podíamos conseguir la victoria, pero por suerte le pudimos ganar a Fénix aunque fue un partido complicado. Haber vuelto a ganar nos da confianza para encarar el partido frente a Nacional”, agregó el volante que fue figura el domingo pasado en el Capurro.

“Yo siempre fui más de irme al ataque que de marcar, pero cuando se me planteó que iba a jugar de lateral frente a Fénix, con tal de darle una mano al equipo, dije que sí. Quizás con menos marca, pero con trabajo se pudo sacar el partido”, contó Piquerez quien a pesar de que dice que defender no es su fuerte tuvo que vérselas con Leo Fernández, uno de los más peligrosos de Fénix. “A Leo lo conozco de juveniles, porque es de mi categoría, la 98, y sabía que era encarador y que había que escalonarlo bien. Y en el segundo tiempo, sobre todo, lo pudimos contener”, añadió el juvenil, que mañana cumplirá 20 años.

“Uno siempre tiene las expectativas de jugar”, dijo sobre la posibilidad de que regrese Ayrton Cougo y que Acevedo apueste por mantenerlo y que ambos formen un tándem por el sector izquierdo.

“Con Ayrton somos muy amigos y nos conocemos bien. Hemos entrenado muchas veces juntos, pero nunca se dio la oportunidad de jugar juntos. Todavía no sabemos porque Eduardo (Acevedo) no paró el equipo”, añadió quien reconoció a su vez, que reencontrarse con el triunfo justo antes de enfrentar a Nacional fue fundamental para ellos.

“Eso significa mucha confianza para todos. Más teniendo en cuenta que veníamos de la eliminación en la Copa Sudamericana, donde si bien Fluminense es un cuadro muy importante en Brasil no fue más que nosotros”, afirmó.

“Nacional viene ganando todos los partidos, pero el partido es en el Franzini y nosotros vamos a salir a ganar los tres puntos. Jugar con ellos acá nos trae buenos recuerdos”, dijo sobre el partido del Apertura de la temporada pasada en el que los violetas comenzaron perdiendo, pero lo dieron vuelta y se quedaron con la victoria. “Ojalá se pueda repetir”, agregó quien es consiente que están en un período de transición tras las importantes bajas que sufrieron. Y que el juego del equipo se está adaptando a las características de los nuevos jugadores.

Juegue o no juegue, la familia de Joaquín, sus padres y su hermana, están siempre en la tribuna. El domingo pasado en el Capurro no fue la excepción. La diferencia fue que esa fría tarde, el nene fue el mejor de la cancha. “Siempre están al firme apoyándome, aún cuando no juego. Y eso es muy importante para mí. El otro día me contaron que los hinchas me daban para adelante. Y ellos, como padres, orgullosos”.

la práctica

Varios sentidos

Mathías Cardacio tuvo que salir antes de la práctica llevada a cabo ayer en el Franzini a puertas cerradas. Y al rato ya estaba con hielo en una de sus rodillas. Chocó con el “Mago” Santos, pero aseguró que nadie lo bajaba del juego del domingo.                            Otro que terminó el entrenamiento sentido fue Ayrton Cougo. El melense, estaba pronto para regresar, ya recuperado del desgarro que sufrió en Brasil, pero ayer salió de la práctica rengueando. “Me resentí”, dijo al pasar. En realidad se trató solo de un golpe en el pie, que no le impedirá jugar ante Nacional.
Pablo López , quien sufrió el domingo ante Fénix una contractura en el posterior del muslo. Ayer volvió a entrenar levemente y en forma diferenciada. Se le iba a realizar una ecografía para conocer la entidad d e la lesión. Difícil que pueda estar frente a Nacional.

anoche

Comida con los ojos en dos partidos de Copa

Anoche el plantel violeta compartió una comida, como sucede habitualmente los miércoles. Estuvieron pendientes del partido de copa de Nacional, su próximo rival, y luego también del de Deportivo Cali, donde juega Matías Cabrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º