PEÑAROL

Las piezas clave del campeón

Peñarol tuvo una transición entre el Apertura y el Clausura y cimentó su consagración en jugadores que se convirtieron en figuras con el paso de los partidos.

Leonardo Ramos dijo que Peñarol no jugó como era habitual. Foto: Marcelo Bonjour

Es una alegría enorme haber logrado este título y gran parte de él es gracias al plantel del primer semestre”. Esa fue una de las primeras frases de Leonardo Ramos en conferencia de prensa tras la consagración ante Defensor.

Es que si bien es cierto que en el Clausura Peñarol armó un equipo muy fuerte en ataque y defensa, la primera parte de la temporada también hizo lo suyo. Ramos comenzó el año con un equipo con muchos jugadores jóvenes y en el que la gran mayoría hacía sus primeras armas en un grande o en Primera División.

Le costó afirmarse y pese a muy buenos rendimientos como los de Lucas Hernández, Ramón Arias, Cristian Rodríguez y Nahitan Nández, el aurinegro terminó tercero en el Apertura y no logró definir el Intermedio por aquella derrota ante Defensor Sporting en el Campeón del Siglo.

Pese a estar a 10 puntos de Nacional en la Tabla Anual, al inicio del Clausura los dirigidos por Leonardo Ramos solo habían perdido dos partidos, aunque los ocho empates que tuvo lo hicieron dejar una buena cantidad de puntos.

La historia fue otra para el Clausura. Peñarol invirtió y trajo jugadores experientes (Walter Gargano, Maximiliano Rodríguez y Lucas Viatri) y otros que ya sabían lo que era jugar en el club (Guillermo Varela, Mathías Corujo, Fabián Estoyanoff y Cristian Palacios). El caso de Formiliano fue especial, ya que pese a sus 24 años de edad se afianzó en la zaga y se complementó muy bien con el “Cachila” Arias.

Lo cierto es que la apuesta era arriesgada y podía tanto dar sus frutos, como salir fallida y que Peñarol tuviera que observar de afuera la definición del Uruguayo.

El paso de los partidos demostró que este plantel estaba para grandes cosas, ya que con un paso arrollador se terminó consagrando cómodamente.

El entrenador pudo formar un equipo que se sabía de memoria y encontró un banco de suplentes que respondía cuando las cosas no salían y el gol no aparecía.

Experiencia, juventud y entrega fue lo que sobró en un Peñarol que perdió un solo partido y volvió a ganar un clásico luego de tres años. Un arco seguro en las manos de Kevin Dawson, una zaga firme y dos laterales con marca y con mucha subida, un doble cinco que no solo presiona sino que también sabe jugar con pelota al pie, velocidad por las puntas con los volantes ofensivos y muchos goles en la delantera conformaron un Peñarol casi perfecto.

Campeones.

Maximiliano Perg, Nahitan Nández, Nicolás Dibble, Mauricio Affonso, Lucas Cavallini, Junior Arias, Matías Mier, Juan Martín Boselli, Luis Urruti y Nicolás Albarracín, los que se fueron antes del Clausura.

Kevin Dawson
Seguro
Foto: Archivo El País

El arquero de Colonia había jugado un solo partido oficial y cuando le tocó entrar en el Clausura se transformó en vital. No en vano Peñarol fue el equipo menos goleado del Clausura (7) y cooperó para que los aurinegros sean el que menos goles haya recibido en todo el Uruguayo (26).

Ramón Arias
Parejo
Foto: Archivo El País

Formó una pareja de zagueros muy fuerte con Fabricio Formiliano. Más allá de lo deportivo, Ramón Arias se ganó el cariño de la hinchada por su entrega e incluso tuvo la posibilidad de portar la cinta de capitán. Fue de los pocos que jugó todo el año y tuvo un rendimiento bueno y parejo.

Nahitan Nández
Figura
Foto: Archivo El País

No hubo un solo hincha de Peñarol que no lamentara la partida del volante a Boca Juniors. Fue vital en el primer semestre por su entrega, su lucha e incluso anotando varios goles. Era el ícono del club en la primera parte del año y por algo fue el capitán más joven de la historia de Peñarol.

Walter Gargano
Clave
Foto: Archivo El País

El “Mota” quería venir. Cumplió su sueño y en seis meses se coronó campeón uruguayo. Volcó toda su experiencia en el plantel para aportar en el mediocampo con marca y también buen juego. Quedó claro que cuando taparon al mediocampista al aurinegro le costó la creación de fútbol.

Cristian Rodríguez
Capitán
Foto: Archivo El País

Regresó a Peñarol en busca de esto y lo consiguió. Fue la bandera del elenco aurinegro durante todo el año, el goleador del plantel y sin duda uno de los jugadores más experientes y eso lo transformó en un pilar tanto dentro como fuera del campo. Fue cuestionado, pero demostró estar vigente.

Cristian Palacios
Goles
Foto: Archivo El País

Pese a que más de la mitad de los goles los anotó en Wanderers, el campeón uruguayo tiene al goleador del Uruguayo. El “Chorri” con sus tantos hizo delirar a los hinchas aurinegros que no le perdían la confianza porque pelota que le quedaba iba a las redes. Con goles importantes, fue clave.

Lucas Viatri
Entrega
Foto: Archivo El País

Tal vez no fue el goleador que Peñarol había ido a buscar, pero no cabe duda que el trabajo del argentino fue envidiable. Peleó todas las pelotas y no solo pudo terminar el Clausura con goles, sino que también fue una referencia para asistir a sus compañeros que llegaban para definir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)