SELECCIÓN

En Phoenix son todos mexicanos; el taxista preguntó por Diego Forlán

Si algo tiene de bueno Estados Unidos es que al tomar un taxi difícilmente haya problemas con el idioma. No hace falta ser un erudito en inglés para mantener una conversación fluida, porque lo más probable es que el taxista sea extranjero y, aunque tenga más práctica que uno con el idioma, entiende y se lo entiende a él.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

Después de darme de frente con un calor abrazador apenas crucé la puerta del aeropuerto de Phoenix, me dirigí a la zona de taxis y allí dos chicas me derivaron al que me correspondía. Me tocó irme con Homar ("jómar", según su dicción), un hombre de color de unos 35 años, flaco, muy atento y nacido en Somalia, África.

"Me vine a Minnesota y luego a Phoenix", me contó luego de preguntarme de dónde era. Cuando le dije Uruguay obviamente se dio cuenta que venía por la Copa América. Debe ser de los pocos que está al tanto de que acá se jugará ese torneo. Él sabía y mostró conocimientos sobre La Celeste. "Estuvo entre los top 4 en Sudáfrica", me dijo orgulloso de mostrar su sabiduría futbolística. Es más, me preguntó por Diego Forlán.

Así se armó la charla para desembocar en la confirmación de lo que todos sospechamos: "Acá van a ser visitantes de verdad. Va a estar lleno de mexicanos. Van a ser como 60.000". Phoenix, una ciudad situada al oeste de Estados Unidos, está lleno de mexicanos. En el hotel de Uruguay la mayoría de los empleados son de esa nacionalidad.

No solo se aguarda que concurran los mexicanos de Arizona, sino que muchos lo harán desde estados cercanos y obviamente desde su país. California, Nuevo México y Texas también están poblados por muchos mexicanos. "Estos cuatro estados están llenos de ellos porque tienen frontera con México", apunta Homar. Incluso dice que cuando juega Estados Unidos ante México en alguno de estos estados también es visitante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)