CORRUPCIÓN

El peruano Burga fue absuelto del FIFAgate

Un jurado federal estadounidense no encontró culpable al expresidente de la Federación Peruana de Fútbol.

Manuel Burga fue absuelto
Manuel Burga fue absuelto

Un jurado federal estadounidense absolvió al expresidente de la Federación Peruana de Fútbol Manuel Burga en el juicio por corrupción en la FIFA que se lleva a cabo en Nueva York.

Cuatro días después de declarar culpables por el mismo caso al brasileño José María Marín y al paraguayo Juan Angel Napout, el jurado encontró no culpable al peruano Manuel Burga, de 60 años, por el delito de asociación para delinquir, confirmó un vocero de la Fiscalía general de Brooklyn.

El jurado declaró culpables a Napout, de 59 años, expresidente del fútbol de Paraguay y extitular de la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol), y Marín, de 85 años, exjefe del fútbol brasileño, de asociación para delinquir, lavado de dinero y fraude bancario.

Luego de las fiestas de Navidad, el jurado volvió a deliberar y llegó a la conclusión de que Burga aceptó 4,4 millones de dólares en sobornos que nunca recibió porque estaba bajó investigación en Perú, su país natal, por lavado de dinero.

Su absolución llega más de dos años después de que Estados Unidos sacara a luz el mayor caso de corrupción en la historia del fútbol mundial, conocido como Fifagate.

"Regreso a mi patria, tengo mucho que hacer allá. No tengo sentimiento de venganza ni de revancha", dijo Burga a periodistas a la salida del juzgado neoyorquino en declaraciones difundidas por la televisión peruana.

Visiblemente emocionado y delgado, Burga, que dirigió a la FPF entre 2002 y 2014, señaló que "Dios iluminó al jurado para que se diera un veredicto que yo esperaba desde hace 2 años y 22 días". Ese lapso es el que pasó detenido en Lima y bajo libertad restringida en Nueva York.

CULPABLES

Encarcelamiento para Napout y Marín

Napout y Marín no corrieron con la misma suerte y tras ser declarados culpables, la jueza Pamela Chen decidió su encarcelamiento inmediato, ignorando los ruegos de su defensa.

"No creo que tenga sentido aplazar un encarcelamiento que tendrá lugar", dijo la jueza. "Los acusados enfrentan sentencias potencialmente muy significativas" de al menos 10 años según las normas federales, dijo Chen, que puede de todos modos aplicar la sentencia que le parezca más conveniente.

La defensa anunció que apelará el veredicto, aunque la jueza estimó que no hay "razones reales para una apelación". Tres policías de civil irrumpieron en la sala para llevarse ya los acusados, pero los defensores pidieron media hora para hablar con sus clientes. Napout se acercó a sus tres hijas y a su esposa, y entregó a ésta discretamente su reloj, una cadena y su cinturón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)