PLAZA COLONIA

Persiguiendo la historia

El periodista francés que escribió sobre Plaza, volverá para el último partido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna

Eduardo Espinel recorría una vez más los 100 kilómetros que separan Colonia, donde el líder del Clausura acababa de terminar el entrenamiento, de su casa en Cardona. "Estoy deseando llegar a tomar unos mates", confió el entrenador, cuyo teléfono no para de sonar, pero él lejos de cansarse agradece a los que se preocupan por difundir la realidad de Plaza. "Nos gusta que la gente conozca lo que estamos haciendo. Nuestras historias locas, las cosas que pasamos. Los jugadores las cuentan con naturalidad. Son un ejemplo de vida. Es un orgullo para nosotros", afirma Espinel.

"Vino hasta un periodista francés, pero no sólo por lo deportivo, también quería hacer un informe sobre lo social. Una reseña de cómo se armó el proyecto, de lo que era Plaza y lo que consiguió. Ahora se volvió a Francia, pero prometió regresar para estar en el último partido con Danubio", contó el técnico, que no deja de sorprenderse con las cosas que él y sus futbolistas viven a diario. Reciben muchas invitaciones para dar charlas en las escuelas de diferentes localidades del departamento. "Y han ido escuelas y liceos a ver los entrenamientos. Un grupo de 180 alumnos del liceo hicieron un trabajo sobre nosotros, vinieron con sus cuadernos a hacernos preguntas. Y se sorprendían porque creían que entrenábamos sólo tres veces por semana", relató. "Estamos sorprendidos con las cosas que nos están pasando. Pero estamos dejando huellas, demostrando que cuando se hacen las cosas bien, llegan las recompensas".

Los "Patas blancas" entrenarán hoy y mañana por la tarde y luego quedarán concentrados en las cabañas del club Esparta en Colonia Valdense. El domingo, tras el almuerzo, viajarán a Montevideo para jugar en el Campeón del Siglo.

Espinel tiene dos dudas porque ni Carlos Rodríguez ni Facundo Waller están al 100%. Ambos trabajaron diferenciado en la víspera. Si no llegan, sus lugares serán ocupados por Alejandro Rodríguez en caso del defensa y de Bogliacino o Leal en el de Waller.

Espinel reconoció que él y sus jugadores se han imaginado varias veces dar la vuelta olímpica en el Campeón del Siglo. "Estamos tocando el cielo con las manos. Soñamos con ser campeones, pero tenemos argumentos como para que esos sueños se hagan realidad", afirmó el entrenador, quien sabe bien que si Peñarol no marca un gol enseguida la presión de sus hinchas se puede volcar en su contra con el paso de los minutos.

"Está en nosotros, podemos hacer historia, pero lo principal, lo que más les digo a los jugadores, es que hay que disfrutar de todo esto que estamos viviendo", dice Espinel, quien hace dos meses no pisa la carpintería con la que se gana la vida porque no tiene tiempo. "La tuve que dejar, cuando llego a casa lo único que quiero es estar tranquilo. Pero tengo claro cómo es esto: perdemos dos partidos y arranco de nuevo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)