COPA LIBERTADORES

Periplo de Copa: Peñarol viaja hoy a Santa Cruz de la Sierra y mañana a Cochabamba

El plantel carbonero vuela a suelo boliviano con el objetivo de sumar algún punto ante Jorge Wilstermann en la cuarta fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Colo Colo le dio vuelta el partido a Peñarol y lo venció en el Monumental
Peñarol viaja a Bolivia después de haber perdido la semana pasada con Colo Colo en Santiago de Chile. Foto: EFE.

Peñarol tiene la obligación de sumar en Cochabamba ante Jorge Wilstermann. Tres puntos o uno. Si gana, retomará el sueño de la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores. Si empata, no quedará tan alejado. Pero si pierde, empieza a decirle adiós al objetivo.

Es que la derrota en Santiago de Chile dejó al equipo de Mario Saralegui en la cuerda floja a falta de tres jornadas para que se cierre una serie que lideran Athletico Paranaense y Colo Colo con seis puntos.

Peñarol tiene tres al igual que Jorge Wilstermman, su rival de mañana a la hora 19 en la altura de Cochabamba (2.500 metros sobre el nivel del mar) y por eso la necesidad del carbonero no es otra que sumar y si puede ganar, mejor.

Luego de vencer a Plaza Colonia el sábado en el Parque Juan Prandi, el plantel siguió trabajando en Los Aromos y esta tarde a la hora 15:00 viajará hacia Santa Cruz de la Sierra, donde pasará la noche y mañana a las 14:30 volará a Cochabamba.

Del aeropuerto de Cochabamba la delegación irá directamente al Estadio Félix Capriles y lo mismo hará tras el partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Peñarol sabe que se enfrentará a la altura —un escenario siempre complicado para los aurinegros— pero también a un rival que llega prácticamente sin rodaje porque su vuelta a la actividad fue con el encuentro frente a Athletico Paranaense que le ganó al "Aviador" como visitante por 3 a 2.

Desde marzo el fútbol en Bolivia está paralizado y se prevé que pueda regresar a fines de octubre, pero esta situación no le asegura nada a un Peñarol que ante Colo Colo llegaba con ese privilegio de haber jugado más partidos oficiales y terminó perdiendo.

Lo cierto es que el de mañana para Peñarol es uno de los últimos trenes a los que debe subirse si es que pretende perseguir el objetivo de clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores, instancia a la que no accede desde 2011.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados