Guillermo Almada

Pep tiene la palabra: "me paran los hinchas de Nacional y Peñarol"

El entrenador de River Plate reconoce que está ante un momento histórico: “Uno siempre apunta a ser campeón”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Almada

Tiene 45 años. Y es, uno de los entrenadores que más ofertas recibió en los últimos dos años. "Estoy muy bien en el club...", dice Guillermo Almada, el "Pep" uruguayo, ese que impuso un estilo de juego que se destaca y brilla cada fin de semana con "su" River, un equipo que está en carrera, y le pelea cabeza a cabeza el Torneo Clausura a Peñarol.

"Llegar al título no depende de nosotros, la ilusión la tenemos todos, y la vamos a pelear. Yo le digo a los muchachos, este es un momento para disfrutar. Ojalá este trabajo de cuatro años pueda cristalizar en algo importante", dice el entrenador que continuó con la rica historia futbolística darsenera.

Sus primeros pasos como técnico los dio en Progreso en 2008, apenas un año después de haber colgado los zapatos luciendo la camiseta de Racing de Sayago. De Progreso a Tacuarembó, y de ahí a River Plate, ya con el título de entrenador bajo el brazo, en 2011. Lleva cuatro años en los darseneros, donde impuso su línea y su estilo de juego, ese que pregonó en todos sus equipos. Sabe lo quiere y hacia dónde apunta.

"Estamos bien…. Obviamente, sabiendo que enfrente tendremos a un rival complicadísimo, como seguramente va a ser Danubio en la última fecha. Estamos tranquilos, y esto siempre lo digo: es producto de lo que hacen los jugadores en la cancha". la última fecha. Estamos tranquilos, y esto siempre lo digo: es producto de lo que hacen los jugadores en la cancha", admite "Pep".

Almada disfruta del presente. Sabe que no es habitual que un equipo como River esté en la conversación torneo tras torneo, dando pelea a los más grandes. A clubes que tienen presupuestos muy superiores y otras comodidades.

"Nosotros somos conscientes que hay diferencias abismales con otros clubes, y que en los últimos tiempos nos hemos colado en posiciones en donde deberían estar otros, pero bueno… es a lo que apostamos desde que asumimos en River. Hemos logrado clasificar a copas internacionales y hoy prácticamente ya estamos en la Libertadores, en un hecho histórico para el club. No es poca cosa… y casi siempre con un plantel que sufre bajas importantes ¿no?", pregunta como reflexionando a lo que dijo.

El "Pep" uruguayo apuesta fuerte. Mantiene su filosofía de juego pero no reniega de las demás. Se afilia al viejo dicho de cada maestrito con su librito y sigue adelante, siempre pensando en River, en dar el gran golpe. Cuenta con el respaldo incondicional de los hinchas.

"Si, la gente me apoya, me alienta permanentemente. Y no sólo la de River. Me pasan cosas que uno jamás imaginó, los hinchas de los grandes también me paran. Los de Nacional me dicen ¿cuándo vas a venir con nosotros? ¡Y los de Peñarol también…! es gracioso. ¿Si me gustaría dirigir a un grande? Claro que sí, es el paso que cualquier entrenador aspira a dar… pero bueno, hay estamos metidos en cuerpo y alma en lo que resta del campeonato. Se vienen dos partidos difíciles, y hay que afrontarlos de la mejor manera. River ha tenido una línea de juego en estos últimos tiempos y la ha respetado siempre, eso es lo que vale, lo que importa. Mantenemos nuestro estilo en todas las canchas y ante cualquier rival. No hemos renunciado nunca…", dice Almada, palpitando lo que se viene en el cierre del torneo.

"¿Campeones? Obvio! Cuando empieza un torneo, cuando se empieza a competir siempre uno apunta a lo máximo, a llegar lo más lejos posible, a lo más alto. Hoy, lamentablemente, no dependemos de nosotros mismos, pero sabemos que tenemos chance, que hay que seguir peleándola hasta el final. Hasta que no se termine, hasta que no quedemos afuera, la vamos a seguir peleando. Todos tenemos esa ilusión… seria una hermosa culminación", asegura el técnico darsenero.

Es un estudioso. De esos entrenadores que se preocupan por todo. No deja el más mínimo detalle librado al azar. Observa, analiza, planifica, pero nunca renuncia a su estilo de juego. Ese es el gran secreto de este River, jamás cambió el libreto. Ni siquiera cuando las cosas no se le daban.

"Pep" disfruta del momento. Y del día a día. Espera con ilusión el desenlace del fin de semana. "No dependemos de nosotros, pero vamos a seguir en la pelea con nuestras armas", reafirma antes de despedirse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)