DESDE EL ARCO

La peor versión sigue viva

JOSÉ MASTANDREA

JOSÉ MASTANDREA

Si Nacional se hubiese propuesto jugar mal, no lo hubiese hecho como lo hizo el miércoles pasado ante San Lorenzo. Fue la peor versión de un buen tiempo a esta parte del equipo tricolor. No dio pie en bola, tuvo un flojo desempeño en todas sus líneas y dio enormes ventajas ante un rival que venía mal y (según los periodistas argentinos) firmaba el empate. Pero partidos son partidos y San Lorenzo se aprovechó del mal desempeño tricolor. Pegó en el momento justo, sacó dos goles de ventaja y parecía tener el juego y el partido dominado, hasta la mejoría del segundo tiempo que mostró Nacional. El gol de Bergessio (de penal) ambientó una reacción y hasta pareció que se podía empatar el juego, pero el dueño de casa volvió a ampliar diferencias hasta sellar el 3-1 definitivo. La derrota, y a diferencia, ante cualquier otro rival, podría aparecer como indescontable, pero no. Ese 3-1 aún mantiene la llave abierta y la ilusión intacta. ¿Por qué? Porque Nacional no puede volver a jugar tan mal, porque en el Parque Central se hace muy fuerte, y porque tiene argumentos (futbolísticos y anímicos) que lo hacen superior a su rival de turno. San Lorenzo ligó. Encontró en una de sus peores noches al equipo del “Cacique” Medina y sacó réditos de esa floja performance, pero la realidad futbolística de uno y otra es muy diferente. Si Nacional levanta, si repite lo que venía haciendo en la cancha, tiene posibilidades de revertir la serie y de seguir de largo a la próxima ronda. Se puede. No va a ser fácil, pero el sueño todavía no se esfumó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º