OJO CRÍTICO

Una peor semana de Peñarol, imposible

EDWARD PIÑÓN

Tirar la toalla antes de tiempo, es imperdonable para un equipo tan grande como Peñarol. Nadie le había bajado la cortina al certamen, de hecho la lucha continúa, y mucho menos lo que puede hacerse es ceder terreno para que se incremente la diferencia en la tabla Anual. Por si fuera poco, la alocada decisión de Mario Saralegui de poner un equipo absolutamente novedoso ante Montevideo City Torque no pudo ser defendida luego en la Copa Libertadores.

Edward Piñón

Ojo, para que quede debidamente sentada la opinión, ni una victoria ante Colo Colo hubiese tirado debajo de una alfombra la macana cometida por el torneo local. Pero, claro, ni siquiera se consiguió un pequeño escudo protector.

Lo alarmante de todo, por encima de los resultados, es el rendimiento. Mucho más después de haber visto como el equipo chileno estaba pronto para recibir el golpe de nocáut. Porque Peñarol lo tenía a un golpe de mandarlo a la lona. Sin embargo, este carbonero debilitado, perdido, se desdibuja con una facilidad asombrosa y termina reviviendo al contrincante que estaba pidiendo oxígeno a gritos.

Ahora, con el afilado cuchillo que corta las chances en la tabla de posiciones de la Copa, Peñarol precisa un milagro que le haga olvidar esa cantidad enorme de errores cometidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados