FÚTBOL

“Es la peor lesión de mi carrera”

“Palito” habló de todo: la selección, Tabárez, los Mundiales y Nacional.

Palito Pereira
Confesó. “Mi padre me quiso hacer de Cerro, mi madre de Peñarol, me hice de Nacional”.

E l ciclo “U-ru-gua-yos” que se emite por Directv Sports tuvo como invitado a “Palito” Pereira, hoy jugador de Cerro Porteño, pero todo sun símbolo de la selección uruguaya.

El entrevista con el periodista Federico Buysán dejó varios conceptos que lo pintan de cuerpo entero.

“Nunca me imaginé jugar tanto tiempo en la selección. Uno nunca sabe hasta cuándo va a estar en la selección. Llegás convocado por un partido y no sabés el tiempo que te vas a quedar. Yo me quedé nueve años. Miro para atrás y a veces se me cae una lágrima porque uno va creciendo como deportista y como persona; entonces te casás, tenés hijos, formás una familia, y todo pasa mientras recorres tu camino de selección”.

“Palito” Pereyra también habló de su lesión, que lo tuvo al margen de las canchas durante casi seis meses. “Esta lesión es la más importante de mi carrera. Sufrí una fractura incompleta de tibia y con el tiempo decidimos operar. Esperábamos la consolidación y fue tardía, entonces tuvimos que intervenir. Estoy en el proceso de correr y afirmar. Es cuando la cabeza trabaja más y la ansiedad te va dominando y traicionando. Es como que querés meterte a jugar en cualquier momento pero es ahí donde tenés que ser frío. No me quiero apurar y no me puse tiempos porque quiero que la recuperación sea natural”, dijo el lateral-volante.

“Jugar el Mundial de Rusia sería un cierre inigualable en la selección. No es algo que me preocupe, nadie tiene el lugar asegurado, primero tenemos que clasificar y después se verá. Yo me quiero sentir útil en la selección, quiero estar bien. ¡Por supuesto que quiero estar, claro que sí! Tener un tercer Mundial sería la frutilla en la torta. Te ponés a pensar y son pocos los jugadores que tienen tres mundiales, con todo lo que significa la historia, y tres mundiales consecutivos sería algo fantástico, algo que jamás se me paso por la cabeza, sería muy lindo”.

Respecto a los mundiales y a su experiencia, fue claro. Vivió como pocos el de Sudáfrica 2010. “Sin jugarlo, el partido contra Ghana fue el más importante en mi carrera. Y si tuviese que elegir un partido con la selección, es ése: Uruguay con Ghana, y eso que no me tocó jugar, pero fue el partido que más viví. Parecía que había corrido todo el partido, terminé cansado, fue algo muy loco, un desgaste emotivo muy grande en el banco. Recuerdo que hace poco nos preguntaron en Paraguay a Mauricio Victorino y a mí que partido habíamos vivido más y ambos dijimos lo mismo. Yo desde afuera iba mirando cada una de las pequeñas cosas que iban pasando y era impresionante”, añadió.

También habló del maestro Tabárez, el entrenador que lleva adelante el proceso de selecciones desde 2006. “El maestro es el jefe, el capitán de este barco, el que empezó con el proceso hace muchos años. Tengo una relación muy linda que va más allá de lo deportivo, hablo desde lo humano. Es como una relación de un padre con un hijo. Se sale del rol de entrenador, hablamos de todo”.

“Palito” habló de su infancia: “Mi papá quería hacerme de Cerro, él y mi hermano son fanáticos. Mi mamá y mi hermana son de Peñarol y en el medio quedé yo, que me crié con Dely Valdes. Era fanático de Dely, después me comí el quinquenio de Peñarol. Hice AUFI en Nacional y jugué en los dos a la misma vez porque mi hermano hacía la pre-séptima en Peñarol y yo también porque Peñarol no tenía baby; y yo lo único que quería jugar al fútbol. Nunca fui fanático, la primea cancha a la que fui fue el Tróccoli; no es que quiera abrir el paraguas pero siempre fui bastante neutral, de chico me simpatizaba Nacional por Dely Valdes”, recordó.

"Vi el video y lloré como un nabo"

“Hasta que no llegamos a Belo Horizonte no supe lo que me había pasado contra Inglaterra. Después recordé que alguien me masajeaba el pecho, pensé que eran de la FIFA y era Godín. Un día estaba cenando solo en San Pablo, en un restaurant porque mi familia aún no había ido para allá porque yo recién había llegado para jugar en el club. El muchacho que hizo el video por Internet me lo mandó y me puse a llorar como un nabo. La verdad es que me desesperé y pedí para entrar porque entendí que el equipo me necesitaba, no fue de egoísta, el doctor Pan no quería saber de nada”, recordó “Palito” que no descarta volver a a jugar en el fútbol uruguayo en 2019.

Poder jugar el Mundial de Rusia sería inigualable. Nadie tiene el lugar asegurado, pero ¡claro que quiero estar! Tener un tercer Mundial, jugar tres consecutivos, sería un broche de oro”.

La frase“Estoy en el proceso de correr y afirmar. Es cuando la cabeza trabaja más y la ansiedad te va dominando y traicionando. Es como que querés meterte a jugar en cualquier momento, es difícil....”
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)