Peñarol

Pensó irse con el amigo

Bengoechea admitió que evaluó la posibilidad de dar un paso al costado por el tema Pacheco, y lo comunicó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Bengoechea

Veo que vinieron todos y están serios. Vinieron preparados, o sea que con todas las armas", bromeó Pablo Bengoechea en su primer encuentro de la temporada con los medios de comunicación. El mismo tuvo lugar tras el movimiento físico inicial que se llevó a cabo en el espacio donde antes estaba la cancha de básquetbol. En el mismo participaron 24 futbolistas, incluido Marcelo Zalayeta que aún no ha renovado su contrato con el club. Los que estuvieron ausentes fueron el juvenil Federico Valverde, que está entrenando con la selección sub 18, y Sebastián Píriz que fue autorizado a regresar al viernes, debido a que terminó el Torneo Clausura lesionado, trabajó unos días más que sus compañeros para recuperarse.

El entrenador sabía que la salida de Antonio Pacheco, el último ídolo del club y su amigo personal, no iba a tardar en aparecer en su conversación con los periodistas. Y así fue. "He vivido la salida de Pacheco muy de cerca, he hablado mucho con los dirigentes y también mucho con Tony", comenzó contando el "Profesor". "A la vuelta del viaje del presidente y de Tony van a seguir hablando. Yo sé lo que va a pasar, pero no soy representante ni de los dirigentes ni de Tony. No lo voy a decir", afirmó, y consultado sobre si veía posible que Pacheco regresara, respondió. "Que haya marcha atrás en el tema depende de ellos. De cuando se junten nuevamente".

Más adelante reconoció que él no estaba de acuerdo con la decisión de los consejeros, que resolvieron por unanimidad no renovarle el contrato a Pacheco, y que era posible que ellos, en esta ocasión, no tuvieran en cuenta su opinión. "Puede ser que no me hayan escuchado. Cuando vuelva Tony va a hablar", dijo y agregó. "Yo tengo otra forma de ver el tema y se la hice saber al Tony y a los dirigentes. Quería que siguiera. Él es jugador, no sé si sabe cumplir con otra función. Eso de que cumpliera otra función es algo que hablaron entre Tony y los dirigentes. Y vieron muchísimas posibilidades. Me parece bien, siempre que Tony quiera. Lo importante es que él se sienta bien, es un ídolo y estuvo en el club 20 años. Hay que intentar que todas las partes queden contentas. Que no pasen cosas raras y que si no juega más, Tony se vaya contento", enfatizó. Y admitió que seguramente, lo que sucedió en 2011, cuando tampoco le renovaron el contrato al excapitán y terminó jugando en Wanderers, había influido en esta oportunidad. "Eso no fue lo ideal. Y esperemos que nunca más suceda en el club", afirmó.

"No fue agradable para nadie que lo citaran a una reunión y que saliera antes en la prensa lo que iba a ocurrir", dijo sobre cómo había encontrado a Pacheco cuando se reunió con él. "No fue lindo para nadie. Tampoco fue agradable para los dirigentes", añadió.

Ante la insistencia de Ovación sobre si no era extraño que los consejeros que tanto lo consideran, no le hubieran hecho caso en el tema Pacheco, explicó: "Lo que no va a pasar es que venga un jugador que yo no quiera. Jugadores que yo quiera que no estén en el club… no sé qué hacer. Lo he pensado mucho. Una de las opciones era que me fuera. Pensé en irme porque el Tony no seguía, lo pensé mucho. Era una posibilidad. Y se lo dije a los dirigentes", reconoció. "Lo que me hizo quedarme fueron las conversaciones con Tony. Somos amigos hace mucho tiempo y los dos sabemos ponernos en el lugar del otro", concluyó.

Bertolo.

Luego se refirió a las incorporaciones que espera para su equipo. Explicó que como ahora es común que haya varias personas que ofrecen al mismo jugador, su estrategia es llamar al futbolista y preguntarle sobre su situación, quién lo representa y con quién tiene contrato.

"Hablé con Alejandro Silva, con Albarracín, con Aguirregaray y con Ifrán". Y sorprendió diciendo que había llamado también al extricolor Nicolás Bertolo. Reconoció que todas las respuestas fueron positivas, menos la de Bertolo porque su situación ya estaba encaminada con River Plate.

Al final contó lo que le dejó el final de la temporada 2014-2015. "Tristeza por el resultado y por el final. Para nadie que trabaje en fútbol es lindo que los partidos no terminen. Nos tocó perder, pero el día que se suspendió el partido con Cerro dije lo mismo. Me sentí triste porque los partidos deben terminar en la cancha". Con respecto a si realmente pensaba que se iban a jugar los siete minutos que quedaron pendientes, enfatizó. "¡Acá puede pasar cualquier cosa! Pero vi muchas intenciones de que no se jugaran. Acá lo que no queremos es que se juegue, ¡es increíble!".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)