NACIONAL

Pensando en el clásico, ¿Rodrigo Amaral y 10 más o a esperar?

El regreso al fútbol con el clásico condiciona; es un jugador desequilibrante, pero con minutos limitados. 

Rodrigo Amaral en Los Céspedes. FOTO: @Nacional.
Rodrigo Amaral en Los Céspedes. FOTO: @Nacional.

Que el regreso al fútbol sea con un clásico condiciona a Nacional y Peñarol. Más teniendo en cuenta el lugar que los equipos más populares de Uruguay tienen en la tabla. Los aurinegros están octavos con cuatro puntos fruto de un triunfo, un empate y una derrota, mientras que los tricolores están antepenúltimos, con dos unidades, tras los empates con Wanderers y Cerro Largo y la derrota en el debut frente a Rentistas.

Este hecho, así como el largo parate, generan algunas interrogantes. Por ejemplo, sobre la titularidad de Rodrigo Amaral para el partido que se podría jugar el domingo 2 de agosto si la pandemia continúa estando controlada en Uruguay.

En condiciones relativamente normales, no hay dudas: es Amaral y 10 más. Así lo demostró, por ejemplo, en el último partido que jugó Nacional por el Torneo Apertura, que fue el 2-2 frente a los bohemios en el Parque Viera. Ese día el 10 hizo un gol, estrelló una pelota en el palo y fue la figura. Pero se agotó en el segundo tiempo y fue sustituido en el minuto 60.

Esa cantidad de minutos fue la máxima de Amaral en un partido en la temporada 2020. Después fue titular y jugó 59’ contra Estudiantes de Mérida en la Copa Libertadores y entró desde el banco de suplentes contra Cerro Largo, donde completó 23 minutos, y ante Rentistas, cuando jugó 31’ en lo que fue su regreso después de la lesión y recuperación tras romper los ligamentos cruzados de su rodilla.

Nacional jugó cinco partidos en la temporada y el único en el que no jugó Amaral fue la final de la Supercopa Uruguaya contra Liverpool. Después jugó, aunque nunca superó los 60 minutos en cancha.

FOTO: @Nacional.
FOTO: @Nacional.

¿Este hecho puede ser un condicionante para su titularidad en el clásico? A simple vista parece que no. Aunque es casi que segura una sustitución durante el partido, su poderío y su figura seguramente pesen más. Por lo que genera Amaral en propios y extraños, porque es un jugador capaz de hacer una genialidad y abrir un partido, por la calidad innata que tiene y porque ha tenido buenos rendimientos en los clásicos.

Más allá de que no hay que desconocer que siempre ha sido un jugador que por su complexión física le ha costado los regresos. Fue por esa razón que no se lo apuró para volver a jugar y que recién lo hizo nueve meses después de la lesión que sufrió en Maldonado.

Ahora transcurrieron tres meses entrenando a distancia por la pandemia y pasarán cuatro meses y medio para el regreso a la actividad oficial.

Amaral no le tiene miedo al largo parate. Así se lo confesó a Ovación cuando transcurría la cuarentena: “Mi cabeza está bien. Estuve seis meses parado y cuando volví lo hice mejor de lo que estaba antes. Ahora voy a volver igual o mejor de lo que estaba. Lo que va a costar es el tema futbolístico, pero le va a costar a todo el mundo, porque estamos todos en la misma y eso solo se agarra con los entrenamientos en grupo”.

Continuando con el análisis, pese a que faltan cuatro semanas (o un máximo de seis) para que se dispute el clásico en el Estadio Centenario, dos parecen ser las grandes interrogantes tricolores de no mediar nada extraño: si Mathías Suárez está al 100% después de su lesión y operación de meniscos, y si el argentino Claudio Yacob se mete en la oncena.

En cuanto a lo primero, si está bien va a jugar el “Zorrito” y todo hace indicar que así será. De lo contrario se le abriría una puerta al corpulento Armando Méndez.

Relativo a lo segundo, Yacob empezó siendo titular por la lesión de Gabriel Neves e hizo dupla en el medio con Felipe Carballo, pero después se lesionó y le cedió su lugar al 8 tricolor. También podrían jugar los tres en el mediocampo (Yacob, Carballo, Neves), como en el segundo tiempo contra los venezolanos, y que salga un jugador de ofensiva, como Santi Rodríguez.

Rodrigo Amaral en el juego entre Nacional y Estudiantes de Mérida. Foto: Marcelo Bonjour.
Rodrigo Amaral en el juego entre Nacional y Estudiantes de Mérida. Foto: Marcelo Bonjour.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados