COPA LIBERTADORES

“Pensaban que no seguíamos”

Almada, el “Pep” uruguayo, metió a Barcelona entre los ocho mejores del continente

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Éxito. Guillermo Almada festeja la clasificación (por penales) en Brasil. Foto: Reuters

El “Pep” uruguayo volvió a hacerlo. Guillermo Almada llevó al Barcelona de Guayaquil a estar entre los ochos mejores de América, algo que no acontecía desde la edición de 1998. Eliminó a Palmeiras, un grande Brasil, y candidato a seguir de largo en esta Libertadores. “Desde la fase de grupos, pensaban que no íbamos a poder avanzar. Esta es la apuesta más grande que hemos hecho. Fue justo por lo que hicimos en los 180 minutos”, dijo el entrenador charrúa.

“Le dije a Máximo que iba a tapar dos penales. Lo importante fue la fe y confianza que nos tuvimos hoy”, explicó sobre las atajadas de Banguera.

La victoria enmudeció a los “torcedores” de Palmeiras, que hace apenas ocho meses, festejaban su primera liga en 22 años, y ninguno podía imaginar un agosto así. El nuevo equipo que había construido Cuca quería “comerse el continente” y recorrer de nuevo el camino triunfal de 1999, cuando conquistó su primera Libertadores.

Por fin, se sentía con fuerza tras años de inestabilidad, pero el ‘Verdao’ nunca fue el mismo, pese a fichajes ilusionantes como el colombiano Borja o la vuelta de Cuca en mayo, después del fracaso de Eduardo Baptista.

Barcelona, el del “Pep” uruguayo, dejó en silencio el Allianz Parque, con una sombra verde de decepción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º