EN EL CENTENARIO

La contundencia le dio a Nacional el clásico y el título del Torneo Clausura

Los goles de Gonzalo Castro y Guzmán Corujo, en el complemento, le dieron la victoria a Nacional sobre un Peñarol que terminó con 10 hombres por la expulsión de Enzo Martínez.

Gonzalo Bergessio con el trofeo del Torneo Clausura ganado por Nacional. Foto: Gerardo Pérez.
Gonzalo Bergessio con el trofeo del Torneo Clausura ganado por Nacional. Foto: Gerardo Pérez.

PRIMER TIEMPO.

El inicio del partido fue intenso y con una llegada para cada equipo. Primero fue un centro de Gonzalo Castro al que no llegó por poco Santiago Rodríguez, mientras que en la respuesta un centro de Pellistri encontró a Acevedo y no pudo definir cómodo.

Los primeros minutos del juego demuestran que la intención de Peñarol es la de jugar por derecha apostando a la velocidad del juvenil Pellistri en las espaldas de Matías Viña.

Santiago Rodríguez es uno de los más interesantes en los primeros minutos de Nacional y una incursión suya terminó con un centro a Bergessio que apareció muy solo, pero que por poco no pudo conectar.

Agustín Canobbio generó una nueva chance para los aurinegros luego de encarar por el sector izquierdo, enganchar hacia el medio y sacar un potente remate que despejó con el pecho Luis Mejía.

Promediando la primera parte, los equipos no presentaron la misma intensidad que en el arranque y de hecho las chances fueron escasas entre el minuto 10' y 20' de la primera parte.

Un intento de Gonzalo Castro, que se fue apenas ancho del arco de Thiago Cardozo, fue de lo más claro en ese tramo del partido donde se jugó demasiado en la mitad de cancha.

En la primera vez que Peñarol quedó mal parado casi llega el primer gol de Nacional. El contragolpe que comandó Santiago Rodríguez terminó en los pies de Gonzalo Bergessio que perdió el mano a mano cuando definía Cardozo, pero el peligro no terminó ahí.

Matías Viña, que venía desde atrás en velocidad, definió y nuevamente apareció el joven arquero mirasol que se quedó con el esférico cuando las chances del gol de Nacional era clara.

La respuesta aurinegra fue con una táctica que le ha servido en más de una ocasión: centro de Rojas y cabezazo de Viatri. Solo que en esta ocasión el cabezazo fue débil y terminó en las manos de Luis Mejía, pero la jugada tuvo otra consecuencia: la lesión del argentino.

Apenas apoyó su pie en el piso sintió el dolor que lo obligó a salir del campo. Un dolor en el gemelo llevó a que Diego López debiera realizar la primera variante dándole ingreso a Xisco Jiménez a los 38' de juego.

Cuando Peñarol todavía jugaba con 10 hombres, porque no había ingresado el español, Nacional tuvo otra chance clara por intermedio de un toque corto de Bergessio que contuvo Cardozo.

El primer tiempo se fue sin goles, pero con la sensación de que Nacional fue de menos a más y terminó mejor porque tuvo las chances más claras y porque complicó mucho con las contras comandadas por Santiago Rodríguez y la molestia que genera Bergessio en el ataque.

SEGUNDO TIEMPO.

Al igual que en el primer tiempo, los primeros minutos fueron de buena intensidad y con Peñarol mejor que los tricolores. La presencia de Pellistri sigue siendo lo mejor de los aurinegros y una conexión con Xisco estuvo cerca de transformarse en una chance clara, pero que cortó Mejía.

Peñarol se mostró mejor en los primeros minutos y pese a que intentó por las bandas no definió bien las que tuvo. Luis Acevedo tuvo un remate que le salió mordido y que obligó la actuación de Mejía y aunque el panameño dio rebote un compañero despejó el peligro.

Nacional apuesta al contragolpe y así intenta lastimar al equipo mirasol que ataca con mucha gente y en ocasiones queda desprotegido en el fondo sobre el arco de Cardozo.

Pero cuando Peñarol era más llegó el gol de Nacional. Mal parado agarró Zunino a los aurinegros y luego de una buena jugada por derecha cruzó el esférico para Castro que la bajó y la mandó a guardar con un remate cruzado.

Y Nacional, motivado por el primer tanto, siguió de largo. Porque cuatro minutos más tarde apareció Guzmán Corujo y con un cabezazo certero estiró la ventaja a favor de los tricolores.

Como si eso fuera poco, los aurinegros se quedaron con 10 hombres por la expulsión de Enzo Martínez por un fuerte codazo sobre Santiago Rodríguez en una pelota dividida.

Con el hombre de más, Nacional se sintió cómodo y no sacó el pie del acelerador intentando seguir ampliando del marcador y ser todavía más superior en el resultado de un clásico que con el paso de los minutos le fue favorable.

El tercero podría haber llegado, pero si no lo hizo fue por la mala puntería o porque Thiago Cardozo lo evitó con buenas atajadas. Los aurinegros hicieron un leve intento, pero que quedó en eso y por eso el resultado no cambió.

El tricolor fue contundente y con sus dos chances más claras terminó anotando lo que fueron los dos goles con los que Nacional ganó el clásico y también el trofeo por ser campeón del Torneo Clausura.

Los de Gutiérrez saben que ganaron mucho y que ahora con una victoria el próximo domingo se consagrará como el nuevo campeón del Uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados