TORNEO CLAUSURA

Peñarol se la cree

Diego López llegó con una idea que sus jugadores afirman.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

La crítica del hincha de Peñarol fue despiadada hacia Diego López. El técnico llegó con una idea que fue, por otra parte, la razón por la cual los dirigentes lo fueron a buscar: imponerle a un equipo uruguayo el ritmo europeo.

No se logra de un día para el otro, porque entre otras cosas se necesita tiempo para trabajar, automatización, convencimiento en los propios futbolistas y buenos resultados para afianzar esta idea, sobre todo en Peñarol, porque en un grande no existe la espera y la paciencia.

López se bancó los hirientes insultos. Siempre respondió ante los medios con una sonrisa y con la promesa de seguir trabajando. Claro, los resultados lo fueron acompañando y eso es, en definitiva, lo que siempre más importa. A su vez, fue ganando el tiempo que precisaba para trabajar. Le vino bárbaro la fecha libre ante El Tanque Sisley, que llegó luego de una goleada 4-2 sobre Liverpool. Mucho mejor le cayó, sobre todo para el ánimo del equipo, el 3-2 de la semana pasada ante Cerro en el CDS, triunfo logrado con dos goles en los últimos cinco minutos.

Este sábado, ante Atenas, ganó 2-0, sumó los tres puntos, llegó a seis victorias consecutivas (es el único invicto del Clausura), confirmó la punta por otra semana y sobre todo afianzó la idea.

Está claro que para “Memo” López es más sencillo desarrollar su propuesta cuando tiene a los futbolistas idóneos para ello. Y en este rubro encuentra un socio estratégico fundamental en cancha en el “Cebolla” Cristian Rodríguez. Faltó ante Cerro y al equipo le costó desarrollar el fútbol que pretende el DT, pero volvió ayer frente a Atenas y Peñarol fue otro.

Para empezar, monopolizó el dominio de la pelota ante un rival que no generó ni una situación de peligro en 90’. Pero no solo tuvo el balón, sino que además lo manejó con fluidez, algo que el conjunto aurinegro está consiguiendo cada vez en forma más sostenida.

El efecto de esto fue que la pelota siempre estuvo lejos de Kevin Dawson, que continúa con la valla menos vencida del torneo.

Ante un rival que llegó sin otra ambición que rescatar un punto y que cuando se quedó con 10 jugadores a los 39’ por la justa expulsión de Maximiliano Pereyra (ya 1-0 abajo) solo pensó en no ser goleado (cometió 22 faltas), Peñarol dispuso de la cancha para jugar a placer. Sin embargo, al mirasol le faltó culminación. Pese a tener profundidad y decisión (realizó 19 disparos al arco contra uno solo de los carolinos), falló reiteradamente en el último toque.

Quizás la explicación haya sido que extrañó a Lucas Viatri y que Gabriel Fernández (autor de la apertura) tuvo que hacer un despliegue mayor, que por cierto lo convirtió en una de las figuras junto a Lucas Hernández, el responsable del 2-0 con un zurdazo potentísimo desde afuera del área.

Peñarol se llevó la victoria, quizás menos holgada de lo que debió ser, pero sigue líder y cada vez más firme en su juego y más convencido en la idea de López.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)