EN EL CENTENARIO

Peñarol siempre vuelve

Hizo un mal primer semestre, pero fue imparable en el segundo y se coronó campeón del Uruguayo.

Peñarol festejó un nuevo campeonato y desató la locura aurinegra en el Centenario. Foto: Gerardo Pérez

Festeja Peñarol. Es el campeón uruguayo y con méritos sobrados: el equipo que más goles hizo en el año (86), el que menos recibió (26) y el que más puntos sumó, porque en definitiva sumó tres más que Defensor Sporting, su vencido de anoche, producto del triunfo en los 90’ del miércoles pasado.

La victoria llegó por penales, sin dudas en el peor partido que hizo el aurinegro en el segundo semestre. Los nervios de lo que estaba en juego seguramente jugaron una mala pasada, pero eso le ocurrió tanto a Peñarol como a Defensor Sporting.

El 0-0 fue gigante, con una situación clara de gol para cada uno: un cabezazo de Maximiliano Rodríguez a los 40’ que el “Moneda” Rodríguez (quien reemplazó en el arco violeta al lesionado Guillermo Reyes) mandó al córner con una gran volada y un tiro libre de Facundo Castro a los 60’ que dio en el horizontal y se fue afuera. Nada más.

Los dos equipos que dominaron el año regalaron muy poco en los 120 minutos de juego. Fútbol prácticamente no hubo, aunque sí mucho roces, un festival de faltas, mucha charla entre el árbitro y los jugadores, poco tiempo efectivo de juego, mucha imprecisión y en definitiva un muy mal espectáculo.

Todo lo disimuló el hecho de que era una final (al menos para Peñarol), ese partido especial que hay que ganar sin importar el cómo.

De cualquier manera, en los 210 minutos decisivos (90 por la Anual y 120 ayer) el balance en el juego da un pequeño saldo positivo en favor de Defensor Sporting, pues fue un equipo que siempre intentó funcionar como tal porque trianguló, avanzó en bloque y fue compacto. Sin embargo, el mea culpa que debe hacer el elenco violeta es su falta de gol.

Defensor Sporting cerró la temporada que lo tuvo como campeón del Apertura, finalista del Intermedio y definiendo la Anual sin poder convertir en los últimos 310 minutos. A los 80’ de la fecha 14 Ayrton Cougo anotó el último tanto contra Nacional y luego ante Fénix y en los dos choques con Peñarol fue incapaz de convertir. Eso es un gran contrapeso en sus méritos para llevarse el título.

Peñarol, en cambio, en el mismo período (cuatro partidos) que el violeta conquistó nueve goles: 4 a Cerro, 4 a Racing y 1 a Defensor. Así y todo, el aurinegro jugó muy contenido anoche. La presión claramente estaba de su lado, porque el que más responsabilidad tenía era el elenco carbonero por exigencia histórica. Aún con la vuelta de Guillermo Varela al lateral derecho, al equipo de Leonardo Ramos le faltó desborde, no tuvo sorpresa y Lucas Viatri no encontró un socio para aprovechar todas las pelotas que peleó (y ganó) arriba.

El arbitraje nada colaboró para que el espectáculo fuera bueno. Daniel Fedorczuk cortó mucho el juego, lo hizo conversado, tomó decisiones equivocadas y se comió dos penales, uno para cada lado: de Suárez al “Cachila” Arias (36’) y del “Cebolla” Rodríguez a Andrés Lamas (98’).

Y dentro de todo menos mal que ganó Peñarol, porque hubiera sido un bochorno que venciera Defensor y luego perdiera los puntos porque Alejandro Acevedo estuvo en el vestuario. Al menos el aurinegro se quedó con el título en la cancha y por mérito propio.

Penales:

Gol Cristian Rodríguez, gol Matías Cabrera, gol Walter Gargano, falló Joaquín Piquerez, gol Ramón Arias, gol Mathías Cardacio, gol Lucas Viatri, falló Héctor Acuña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)