COPA BANDES

Peñarol renueva el pasaporte

A 32 días del debut en la Copa, y luego de mucho tiempo, los aurinegros ante un rival extranjero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maxi Rodriguez

Peñarol juega esta noche ante Cerro Porteño de Paraguay la final de la Copa Bandes y, más allá del título que está en juega, de carácter meramente estadístico, o testimonial, pues se trata del primer evento -en este caso no oficial- en el que participan los aurinegros sobre el comienzo de dos referencias importantes como lo son el año y el segundo semestre de la temporada, de lo que acusa pleno recibo Pablo Bengoechea al no haber dejado entre los 22 jugadores concentrados en Los Aromos a Gastón Guruceaga, Carlos Valdez, Gianni Rodríguez, Diego Ifrán y Cristian Palacios, cuatro de los cuales fueron titulares el jueves pasado frente al tradicional adversario.

Lima.

Esto es, en realidad, o en el fondo, Peñarol no se juega nada que haga del resultado del partido un objetivo a alcanzar en forma necesaria, y mucho menos impostergable.

Sin embargo, este encuentro ante un rival de características diferentes a los que Peñarol está habituado a enfrentar en la actividad de entrecasa, desde que los equipos paraguayos suelen ser tan aguerridos como rápidos y verticales, encierra un aspecto que los aurinegros —técnicos, jugadores, dirigentes, y hasta la hinchada, todos ilusionados con la próxima disputa de la Copa Libertadores ya muy cercana— no deberían dejar de lado: hoy faltan tan sólo 32 días para el debut del equipo en el máximo torneo a nivel de clubes del fútbol sudamericano, que se registrará el jueves 18 de febrero frente a Sporting Cristal de Perú, en Lima y como visitante.

Identidad.

De modo que, si el jueves pasado en el clásico Peñarol obtuvo —no por el resultado; porque, al fin y al cabo, ganó por penales, sino por lo que mostró el trámite— una especie de documento de identidad futbolística del equipo con vistas a la disputa de la Copa y el Torneo Clausura, vital para la definición del Uruguayo, 48 horas después debe extenderlo para conseguir el pasaporte que en el alto nivel de la competencia internacional le permita desenvolverse como, según lo hainsinuado contra Nacional, está en condiciones de hacerlo en la actividad de entrecasa.

Esto es, frente al rival de todas las horas, Peñarol dio sus datos filiatorios acerca de lo ue es capaz de desarrollar adentro de la cancha ante adversarios locales; y ahora, en forma rápida, tendrá una primera pauta de si ese mismo certificado tiene una validez de alcance continental.

De ahí, pues, el otro rasgo importante de esta final por la Copa Bandes que no hay que pasar por alto es que no sólo se juega a 32 días del debut de Peñarol en la Libertadores: la última vez que jugó contra un equipo extranjero, y en forma amistosa, fue el 1° de agosto de 2015, cuando perdió 3-1 con el Málaga en el estadio; y no compite a nivel oficial en ese plano desde el 22 de octubre de 2014, cuando venció por 2 a 1 a Estudiantes de La Plata en Montevideo, en el marco de los octavos de final de la Copa Sudamericana del citado año, donde quedó eliminado por penales.

De todo eso hace ya mucho tiempo; de manera que, con la Copa a la vista, Peñarol debe sacar el pasaporte; y rápido.

Bajó cinco cambios

Bengoechea esta vez no concentró a Guruceaga, Palacios, Ifrán, Gianni Rodríguez y Valdez.

Un técnico de nivel

César Farías, ex técnico y ex presidente del Zulía, y ex DT de la "vinotinto", dirige hoy a Cerro Porteño.

La venta de entradas

Venta de entradas: hoy ya no hay en Redpagos; sólo en las boleterías del Centenario, hasta 21:30.

El rival en la Copa

Cerro Porteño juega la Copa; grupo 8: Corinthians, Cobresal y el ganador de I. Santa Fe-O. Petrolero.

Hoy es el día de la ratificación

Peñarol y Cerro Porteño definen hoy, desde las 22:15 en el estadio Centenario, cuál es el campeón de la Copa Bandes.

Los aurinegros se clasificaron tras empatar 1-1 con Nacional y luego vencer al tradicional rival por 4 a 2 en la tanda de penales, mientras que el equipo paraguayo derotó por 2 a 0 a Banfield, en un partido que se jugó como preliminar del clásico.

Según el comentario del diario “ABC Color” de Asunción, en ese cotejo del jueves pasado, Cerro Porteño “le imprimió bastante intensidad y también verticalidad al juego”, lo que puede representar una gran dificultad -o exigencia mayor- para los aurinegros ya que, por lo general, su defensa tiene problemas cuando enfrenta a rivales con las características apuntadas.

Peñarol, pues, deberá exigirse si desea confirmar lo insinuado en varios pasajes del clásico, donde se le vio algo mejor que a su tradicional adversario, pero sin poder ganarle en los 90’ reglamentarios.

Nahitan Nández

El volante aurinegro jugó el clásico con una soltura impropia de un futbolista que sale de los trabajos de pretemporada: así, comenzó 2016 con buen nivel, como si el parate de fines de 2015 no le hubiera hecho nada.

Carlos Bonet

El lateral derecho fue, durante años, número puesto de la selección de Paraguay: jugó el Mundial 2006 y resultó desequilibrante en el partido de las Eliminatorias previas, que Uruguay perdió 4-1 en la capital paraguaya.

"Maxi": una referencia

Maximiliano Rodríguez fue la única cara nueva que presentó Peñarol en el clásico, y no pasó inadvertido: hoy tendrá minutos y, ante otro tipo de adversario, eso ya genera expectativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)