INVESTIGACIÓN

Peñarol realiza inédito trabajo

Los ingleses Robert Erskine, especialista en genética, y el entrenador y experto en fisiología Tom Brownlee se encuentran en Montevideo realizando una investigación física y genética con 300 jóvenes jugadores de Peñarol y Defensor Sporting.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Robert Erskine

La iniciativa fue del doctor Edgardo Rienzi, jefe de la sanidad aurinegra y se trata de una convenio entre Peñarol y la Universidad John Moores de Liverpool. Los aurinegros invitaron a Defensor Sporting a participar de la investigación y los violetas recibirán la misma información que ellos.

Rienzi está convencido que la sanidad debe cumplir muchas más funciones que la recuperación para el fin de semana de los futbolistas lesionados.

Y es debido a su inquietud, que en Peñarol se han creado diferentes áreas: una para el soporte nutricional tanto de Primera como de formativas; otra de prevención que busca detectar problemas de postura que muchas veces se pueden corregir e impiden así las lesiones. También han informatizado toda la sanidad con un software que comparte Primera con formativas.

"Dentro de esas nuevas áreas me interesaba crear una de investigación. Porque si bien el uruguayo está ávido de investigar, carece de los recursos porque es algo muy costoso y que por lo general no generan ni información ni resultados en el corto plazo. Pero pienso que si nunca se comienza nunca se van a generar los resultados", explicó a Ovación Rienzi, quien ya ha incursionado en investigación en fútbol.

Fue justamente, debido a una experiencia que realizó durante la Copa América de 1995, junto a dos investigadores ingleses y uno norteamericano entre otros, que ahora surgió esta posibilidad. "En aquel momento estudiamos el perfil antropométrico, o sea qué características físicas que tenía el jugador sudamericano de elite, cosa que se desconocía. La intención fue compararlo con el futbolista europeo, algo que no se había hecho científicamente", relató Rienzi.

Aquel trabajo, en el que evaluaron a futbolistas como Batistuta, Roberto Carlos y algunos que ya estaban jugando en Europa, fue muy exitoso. Y confirmó que las diferencias físicas de los sudamericanos con los europeos tenía relación con los entrenamientos que se utilizaban acá comparando con los de Europa.

Rienzi decidió contactarse con el fisiólogo inglés Barry Drust, quien había compartido con él aquel trabajo de 1995. Hoy Drust ocupa un cargo muy importante en la Universidad John Moores, de Liverpool. Y es además el asesor en fisiología del club Liverpool. Tras varios intercambios de ideas, y debido a la carta de crédito que les abría aquel trabajo realizado veinte años atrás, llegaron a Montevideo Erskine y Brownlee.

"Se decidió realizarle una serie de test físicos a deportistas a nivel de formativas para realizar una comparación de los niveles de capacidad física entre los jugadores europeos y americanos. Y también comparar los tipos de entrenamientos que ellos realizan con las nuestros", explicó Rienzi.

Genes.

"La segunda parte del trabajo de investigación y el mayor desafío, es genético. Hoy la genética ha invadido la medicina. A nivel de fútbol es la primera vez que se van a conocer determinadas características genéticas que se pueden relacionar con mejores capacidades de los sistemas metabólicos para utilizar la energía en el ejercicio. Esto nos dará información para cosas sumamente útiles. Nos permitirá adaptar el entrenamiento a la persona y no la persona al entrenamiento. También es una herramienta más y muy importante para detectar los talentos deportivos. Conocer el potencial genético que le permitirá en el futuro desarrollar una potencia física importante es de gran valor. Y por el otro lado, se conocerá también la predisposición de algunos deportistas a sufrir cierto tipo de lesiones, musculares o ligamentosas. Trataremos de relacionar genéticamente a los chicos con sus lesiones en un mediano plazo. Y permitirá prevenir cierto tipo de lesiones", añadió el jefe de la sanidad auriengra.

Para el especialista en genética, Robert Erskine, lo principal es la investigación genética. Para Rienzi sin embargo, la comparación física con los jugadores europeos es muy importante. Además esos resultados se tendrán inmediatamente. A fines de octubre, mientras que el estudio genético lleva un proceso mucho más largo.

La Universidad de John Moores de Liverpool es una de las más importantes del Reino Unido en deportes y se realizan allí una cantidad de investigaciones. "Estamos analizando si las características genéticas están asociadas al rendimiento deportivo. Necesitamos muchos participantes para la investigación genética, porque la influencia de un gen es muy pequeña, pero hay una cantidad de genes que pueden influir en la capacidad de un individuo para correr más rápido o saltar más alto, o jugar sin cansarse por más tiempo. Y saber si la genética puede ser una herramienta para detectar valores o capacidades para el fútbol", explicó Erskine.

La misma investigación ya se realizó con las formativas de Liverpool y todavía están analizando los resultados. Erskine cree que los resultados serán muy valiosos para los entrenadores y los médicos de cada club.

20 personas integran el grupo de trabajo

El preparador físico Sebastián Roquero y el nutricionista de las formativas aurinegras Sacha Moreno son los encargados de llevar adelante la tarea con los británicos. El grupo de trabajo está integrado por estudiantes de nutrición y de educación física, además de especialistas en esas áreas. Lo hacen voluntariamente.

Asado, playa y fútbol en un país que les encanta

Robert Erskine y Tom Brownlee están locos de la vida. Comieron un asado que les encantó y visitaron Punta del Este. Robert se quería bañar a toda costa. "Esto para nosotros es verano", comentó. "Nos gusta mucho Uruguay, la gente es muy amigable y colaboradora y siempre hay sol", dijo Brownlee. Ayer fueron al Centenario.

Esta primera investigación en fútbol va a hacer que muchos otros investigadores de renombre se pongan a trabajar en esta área. La ventaja que tendrá nuestro club es que podrá acceder de primera mano a todos esos resultados que serán de enorme valor".

300 son los jóvenes

En la investigación participan juveniles de Peñarol y Defensor Sporting. Los violetas fueron invitados por Peñarol a participar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)