AURINEGROS

En Peñarol ni se discutió la continuidad de Mauricio Larriera como técnico

Luego de la derrota clásica algunos dirigentes aurinegros pretendían la salida del entrenador, pero por el momento cuenta con el apoyo del presidente y del director deportivo.

Mauricio Larriera. Foto: Estefanía Leal.
Mauricio Larriera. Foto: Estefanía Leal.

La derrota clásica por 2-0 sufrida por Peñarol el pasado domingo puso en jaque al técnico Mauricio Larriera. Que dejara a Facundo Torres y Giovanni González en el banco de suplentes luego de haber volado ambos desde Brasil especialmente para el partido dejó molesto a más de uno. El nivel futbolístico del equipo ahondó esa molestia y el resultado, ni hablar.

Algunos salieron del Gran Parque Central el domingo con la convicción de que no debía continuar y se lo hicieron saber al presidente Ignacio Ruglio, quien dijo no ser partidario de hacer locuras en este momento. El tema estaría sobre la mesa este martes, cuando se reuniera el consejo directivo. Y ocurrió, porque se conversó sobre ello.

"No se votó nada, simplemente se hizo un balance en la primera parte de la reunión, se escuchó el diagnóstico de Bengoechea con la correspondiente autocrítica de toda la parte deportiva y los jugadores, también de los propios dirigentes, y se cerró el tema mirando para adelante y confiando en lo que tenemos para los objetivos inmediatos", indicó a Ovación un consejero aurinegro.

La preocupación mayor pasa porque a partir de la semana próxima Peñarol jugará los clásicos por la Copa Sudamericana, la gran apuesta que tiene el club, y más de uno entiende que sería bueno dar un golpe de timón antes de esos partidos. Sin embargo, no será así.

El consejo directivo deliberó este martes, pero la continuidad de Mauricio Larriera ni siquiera estuvo en discusión, ya que cuenta con el firme apoyo del secretario deportivo, Pablo Javier Bengoechea, y también del presidente Ignacio Ruglio. Eso sí, el crédito del entrenador es escaso y en los próximos cuatro partidos (ante Cerrito, los clásicos y Liverpool en el medio) deberá obtener buenos resultados, pues de lo contrario difícilmente continúe.

Una eliminación de la Sudamericana sería el fin del ciclo, aunque eso dependerá también de las formas cómo se dé esa eventualidad.

Peñarol no tiene buenos números en el Apertura. Cosechó 14 puntos de 27 disputados, es decir poco más del 50% cuando ya se jugó más de la mitad del certamen. Con tres triunfos, solo ganó más partidos que tres equipos: Progreso (1), Boston River y Villa Española (aún no triunfaron).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados