TORNEO CLAUSURA

Peñarol perdió con Liverpool y está en caída libre

El aurinegro cayó con el negriazul en Belvedere y quedó a cinco puntos de los líderes del Torneo Clausura y a seis de Nacional en la Tabla Anual. 

Diego López. Foto: Gerardo Pérez.
Diego López y la preocupación tras la derrota de Peñarol ayer por la tarde frente a Liverpool en Belvedere por 1 a 0. Foto: Gerardo Pérez.

Sin juego, sin reacción anímica, sin fútbol. El momento de Peñarol no es el mejor y hasta ayer, los resultados no eran tan drásticos porque a pesar de haber empatado en la tercera fecha frente a Juventud en Las Piedras, el aurinegro seguía prendido en las dos tablas.

Pero lo de ayer en Belvedere pintó en cuerpo y alma una situación actual que parece difícil dar vuelta por más que todavía falta mucha tela por cortar en el Torneo Clausura.

Es que Peñarol volvió a dejar en claro que el momento futbolístico del equipo no es el mejor y que dista mucho de la imagen que dejó el equipo en el Torneo Apertura, certamen que ganó siendo el mejor equipo, con un plantel que gozaba de buen juego y sobre todo, respuestas físicas y también anímicas.

Y ayer, el equipo del “Memo” tenía una chance para dar vuelta la página y comenzar otra historia, tal como había ocurrido en Belvedere hace un año cuando el carbonero ganó un partido clave y se encaminó hacia el bicampeonato, o terminar de confirmar que no atraviesa su mejor momento y que los puntos que empieza a perder ahora pueden costarle caro en la definición del Uruguayo.

Cristian Rodríguez en el partido entre Peñarol y Liverpool en Belvedere. Foto: Gerardo Pérez.
Cristian Rodríguez en el partido entre Peñarol y Liverpool en Belvedere. Foto: Gerardo Pérez.

Lo primero no pasó. Peñarol no jugó bien, no encontró ni generó circuitos de fútbol que solían partir desde la generación con el doble cinco que conforman Guzmán Pereira y Walter Gargano, dos futbolistas que no están en su nivel y eso el aurinegro lo siente demasiado.

Las bandas siguen sin tener la importancia y determinación que tenían en la primera parte de la temporada y la distancia entre los volantes y los delanteros se agrandó, Xisco y el “Cebolla” Rodríguez no lograron gravitar. No les llegaba la pelota y así, difícil que pudieran generar peligro.

En ese panorama estaba sumergido un Peñarol que además de carecer de ideas futbolísticas con la pelota, sufría y mucho cada vez que Liverpool aceleraba con transiciones rápidas con Diego Guastavino como estandarte ofensivo, buscando siempre habilitar a los movedizos Federico Martínez y Juan Ignacio Ramírez.

Los jugadores de Liverpool celebran el gol de Franco Romero y los hinchas deliran. Foto: Gerardo Pérez.
Los jugadores de Liverpool celebran el gol de Romero y los hinchas deliran. Foto: Gerardo Pérez.

El aurinegro apenas tuvo destellos de juego en escasos lapsos del partido, uno entre los 20’ y 30’ cuando hilvanó un par de jugadas de peligro moviendo la pelota de derecha a izquierda, y otro alrededor de los 65’, pero sin tener profundidad.

A los 87’ y tras un tiro libre, Franco Romero puso de cabeza el 1-0 de Liverpool y de ese golpe Peñarol no supo levantarse a pesar de que lo intentó hasta el final, pero sin ideas claras en la ofensiva.

El equipo de Diego López perdió, volvió a dejar puntos y está en caída libre. Debe enderezar el barco a tiempo antes de que sea demasiado tarde.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)