AUF

Peñarol y Nacional se enfrentan a los chicos por reparto de Tenfield

Tenfield ofreció incrementar su pago hasta 2025 y luego asociarse con AUF, pero el reparto genera división

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Los votos más recientes, las asociaciones de ideas y de intereses, la defensas férreas de posturas personales han ido generando una competencia interna que todavía no llega a ser feroz, pero que amenaza con serlo cuando la discusión se centralice en el reparto de los seis millones de dólares que Tenfield ofrece incrementar por los derechos de TV del fútbol local.

Es más que evidente que a partir del pasado martes 31 de julio, cuando Peñarol y Nacional acordaron impulsar en la Asamblea de clubes la acción política que impidió que Eduardo Abulafia se convirtiera en presidente de la AUF, se crearon dos grupos bien marcados dentro del fútbol uruguayo.

Con el paso de los días y tras la inesperada actuación de Conmebol -movida que explotó más por un cansancio político que por hechos jurídicos concretos- que originó la resolución de FIFA de intervenir al fútbol uruguayo, la distancia entre los clubes uruguayos se agrandó.

Como tricolores y aurinegros, por razones estratégicas (no entrar en un enfrentamiento directo con la FIFA), decidieron no acompañar la apelación jurídica de la intervención de FIFA al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) quedaron en una posición incómoda frente a sus pares.

Hoy esa postura los encuentra en un grupo minoritario, porque hay 10 clubes que se unieron y que demuestran estar muy sólidos, mientras Nacional y Peñarol solamente tienen detrás de sus argumentos a Rampla, El Tanque, Torque y Atenas. Si hoy las cuentas dan 10 a 6, peor podría ser el panorama para el próximo campeonato.

Recordemos que ya bajó El Tanque y, actualmente, en posición de ascenso está Juventud de Las Piedras. Con eso, simplemente y sin especular con otros cambios, el saldo sería de 11 a 5, porque la postura de Juventud sería la de sumarse a los clubes en desarrollo.

Tampoco puede desconocerse el hecho que podría marcar un antes y un después en el fútbol uruguayo. Si el TAS termina concediéndole la razón a los clubes que apelaron la determinación de la FIFA evidentemente su fortaleza será mayor. Es bien claro que se trataría de un logro inédito y sin la colaboración de los dos equipos más importantes del fútbol uruguayo.

EL DINERO.

Por encima de las tareas que comenzó a desarrollar la Comisión Regularizadora de la AUF, de lo que digan los futuros nuevos estatutos y de lo que puede llegar a pasar con la comercialización de los derechos de TV del fútbol local, es imposible ignorar que con Tenfield hay un contrato firmado hasta 2025. En buen romance, se supone que la apertura de una licitación entraría en vigencia cuando caduque el contrato vigente. Entonces, queda claro que para los grandes comienza a encenderse una luz de alarma.

Ya no solo de caída en cuanto al peso político. A ese frente monolítico tendrán que enfrentarlo para lograr que prospere su planteo de recibir un millón de dólares cada uno, de los referidos seis más que propone pagar Tenfield hasta 2025 para luego sí generar una sociedad con la AUF del 65% y 35%. Del otro lado están los equipos en desarrollo que buscan acortar la distancias y que el reparto sea más equitativo, como sucedió en la LaLiga española.

Esa búsqueda de mayor justicia en la distribución del dinero de los derechos de TV podría permitirles a los equipos menores pasar a percibir cerca de un millón de dólares por año.

Cuidado.

Otro ingreso que los dos equipos grandes podrían perder en el futuro, es el que acordaron con Tenfield percibir por los derechos de partidos amistosos y merchandising.

Aquí, tras una ardua negociación con Francisco Casal, Peñarol y Nacional de 445 mil dólares por año pasaron a percibir 2.100.000. Esa evolución económica comenzó a regir desde el 1° de enero de 2017, lo que colaboró para que el reparto de dinero, que entre grandes y chicos era de una diferencia de 1 a 4, saltó a de 1 a 7,5 u 8.

Vale precisar que aquí también hay una diferencia a favor de Danubio y Defensor Sporting con relación con las otras instituciones en desarrollo. La participación de franjeados y violetas en los torneos amistosos confirman este hecho. Eso sí, según pudo saber Ovación lo que cobran por este rubro es entre 200 mil y 250 mil dólares cada uno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)