peñarol

"Peñarol para mí es más grande que todo"

Matías Aguirregaray fue presentado en la sede aurinegra y reconoció que esta tercera etapa suya en el club es diferente porque trabajará con su padre y con Bengoechea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Prensa Peñarol.

Matías Aguirregaray fue presentado en la sala de sesiones de la sede de Peñarol por Jorge Barrera, quien estuvo acompañado por el gerente de fútbol Juan Ahuntchain, Rodolfo Catino y Fernando Morena, quien le entregó la camiseta. 

El "Vasquito" se calzó la casaca mirasol y luego enfrentó cámaras y micrófonos, algo que no le gusta demasiado. "Quiero agradecerle al entrenador que me pidió y a los dirigentes que hicieron lo posible para que yo estuviera acá. Y a Estudiantes que priorizó mi deseo por sobre lo deportivo", fueron las primeras palabras del "Vasquito".

"Vengo para tratar de conseguir algo importante que es lo que exige el club. A sacrificarme día a día, es así como trabajo y así lo voy a hacer este año", enfatizó Aguirregaray. 

"Volver a Peñarol siempre es lindo y te llena de  expectativas. Que estén Pablo (Bengoechea) y mi padre es una situación especial y muy linda también", reconoció. Y agregó que el hecho de que lo hubiera pedido Bengoechea era un plus para él y que le daba "una confianza extra". 

"Yo siempre quise estar acá, en Peñarol me crié y es donde uno quiere estar. Se demoró porque Estudiantes me quería, el entrenador me quería, fue una decisión difícil, pero priorizaron mis ganas de volver", explicó sobre su salida del club platense. "Todos hicimos un esfuerzo, el esfuerzo fue d e los tres, de Estudiantes, de Peñarol y mío. Los tres cedimos un poquito para que hoy yo pueda estar acá".

A pesar de su gran deseo de volver, que fue a la postre lo que primó, reconoció que no fue fácil irse del equipo "pincharrata". "Fueron sentimientos  encontrados porque Milito llegó y me dio la confianza. Yo estaba muy contento en Estudiantes y él es un gran entrenador, pero le hablé mi deseo de volver y de que Peñarol para mí es más grande que todo", añadió. Y contó que Estudiantes es muy parecido a Peñarol y que cuando miraba la tribuna veía las banderas aurinegras que tiene la hinchada "pincha". "Se pide lo mismo, la entrega y la actitud, que es lo más importante. Más o menos era lo mismo". 

Luego reconoció que la posibilidad de jugar la Libertadores también influyó."Jugar la  la Libertadores con Peñarol es lo más lindo que hay. Conseguir la  Libertadores es el sueño de todos los hinchas, pero nosotros como jugadores tenemos que estar tranquilos. También soñamos, pero sabiendo que la Copa  es muy difícil y hay que estar a la altura", enfatizó y se refirió a Forlán con quien se reencontró ayer en Los Aromos.. 

"Que Diego esté en  Peñarol es muy bueno. Yo en la selección siempre le pedía que viniera y ahora lo hizo. Estamos todos muy  muy contentos y vamos a tratar de ayudarlo para que le vaya bien", dijo. "Que se lleve todas las camáras él", afirmó sobre lo que significa tener a Forlán en el plantel. 

También se refirió a lo que será jugar con su primo, por parte de madre, Gastón Guruceaga. "Feliz por jugar con él y por él, por lo que viene haciendo en la selección y tratar  de ayudarlo para que pueda seguir por ese camino. A los juveniles hay que apoyarlos porque Peñarol es un club muy grande".

Los hinchas lo vinculan con sus éxitos anteriores, pero él no le da importancia. "Lo que yo conseguí acá es pasado y quedó atrás. Ahora empieza otra etapa y hay que trabajar muy duro, entrenarse bien. Sacrificarse para llegar a lo más alto".   

Como no podía ser de otra forma se refirió al estadio. "Es algo espectacular. Todos  soñamos con ese estadio y estamos ansiosos para que llegue el día de la inauguración".

Más adelante aseguró que está pronto para jugar. Y que incluso puede hacerlo frente a Málaga. "Estoy para jugar, luego el entrenador decidirá si me pone o no", manifestó. "Jugar con Málaga es bueno para prepararnos para la primera fecha del campeonato que para nosotros es lo más importante. Es una linda oportunidad de medirnos con un equipo europeo". 

Al final volvió a referirse a su familia y reconoció que es un sueño para todos trabajar junto a su padre. "La que va a disfrutar o sufrir el doble es mi madre. Estamos todos muy contentos", dijo y contó cómo se imagina el trabajo diario junto al "Vasco". "Me llevo muy bien con él, no va a haber problemas. Voy a tener que calmarlo, porque entrena como un jugador más, cuando lo ven  todos se hace el que está bien, pero después llega rengo a casa. Je". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados