TORNEO CLAUSURA

A Peñarol le faltó el toque final para ganarle el clásico a Nacional

El aurinegro tuvo pasajes de buen fútbol y generó peligro, pero no concretó y se fue del Centenario con un empate que no es negocio. 

Diego López. Foto: Gerardo Pérez.
Diego López. Foto: Gerardo Pérez.

Peñarol trató de jugar al fútbol y en el primer tiempo lo hizo bien”. Diego López analizó lo hecho por su equipo en un clásico que lo jugó para ganar en el primer tiempo, no así en el complemento, y que terminó igualado sin goles en el Estadio Centenario.

Es que el carbonero fue dominador en los primeros 45’ con una mitad de la cancha poblada y de buen pie, apostando al fútbol con Walter Gargano, Matías De los Santos y Cristian Rodríguez tratando de abastecer por las bandas a Facundo Pellistri por derecha y Agustín Canobbio por izquierda. El tándem De los Santos-Pellistri fue de lo mejor que mostró Peñarol en un primer tiempo en el que el “Mota” Gargano marcó la diferencia a favor de los aurinegros.

Sólido en la marca, bien ubicado en la mitad de la cancha y siempre buscando el pase entre líneas para los delanteros, el volante fue otra pieza importante para el equipo de Diego López hasta que se lesionó y a los 44’ tuvo que salir del campo de juego.

Ese cambio modificó el trámite del partido de cara al complemento. Si bien Guzmán Pereira no desentonó para nada y tuvo un muy buen despliegue en la mitad de la cancha, Peñarol no fue el mismo.

El equipo retrocedió y mucho. Los volantes debían hacer un esfuerzo más porque faltaba un jugador clave. Eso hizo que De los Santos y el “Cebolla” colaboraran más en la marca al igual que Agustín Canobbio, quien a pesar de no gravitar en la ofensiva, tuvo un ida y vuelta constante siendo importante en la contención.

Por otra parte, Facundo Pellistri quedó algo aislado por la derecha y si bien no fue un jugador que se caracterizó por la marca cerrando esa zona del ataque tricolor, era la mejor carta ofensiva que tenía Peñarol, pero Diego López decidió sacarlo de la cancha para darle ingreso a Fabián Estoyanoff a los 73’. El “Lolo” no pudo marcar ninguna diferencia en la ofensiva. Lo controlaron bien y no tuvo cómo hacerle daño a la zaga rival.

La producción de Peñarol en la ofensiva en el complemento quedó reducida a algún contragolpe y una pelota quieta. El juego de la primera parte no apareció. La baja de Gargano marcó a un equipo que no supo cómo encontrarle la vuelta al partido pero que con el paso de los minutos se convenció de una vieja frase del fútbol y que aplicaba a partidos como estos: “si no podés ganar, no pierdas”.

A Peñarol le faltó el toque final y por más que fue algo superior, no pudo ganar un clásico que era clave para pasar al frente en las dos tablas.

Facundo Pellistri. Foto: Gerardo Pérez.
Facundo Pellistri intenta escapar de la marca de Rafael García en el clásico. Foto: Gerardo Pérez.
chances

Las más claras de Peñarol en el clásico

El equipo de Diego López tuvo tres situaciones claras como para abrir el marcador pero no pudo anotarle a Nacional.

1- Canobbio en el área.
A los 24’, Matías De los Santos habilitó notablemente a Agustín Canobbio, quien dentro del área no logró definir bien sacando un tiro que atajó Luis Mejía.

2- En profundidad.
Guzmán Pereira le puso un pase notable por el callejón central a Cristian Rodríguez a los 60’. El “Cebolla” casi conecta tras el rebote de Mejía y se perdió el gol.

3- Casi dos cabezazos...
Un córner desde la derecha del ataque de Peñarol en la esquina de Colombes y Olímpica lo conectó Cristian Rodríguez, quien ganó en las alturas por el primer palo y por pocos centímetros Fabricio Formiliano no pudo cabecear perdiéndose la apertura del marcador.

Peñarol. Foto: Leonardo Mainé.
Fabricio Formiliano, Jesús Trindade y Lucas Viatri tras el clásico. Foto: Leonardo Mainé.
PEÑAROL

Lo bueno y lo malo del equipo aurinegro

LO BUENO
Peñarol comenzó mejor y en la primera parte generó fútbol ofensivo con algunas situaciones que no concretó. Otro punto importante fue la solidez defensiva: lleva ocho partidos sin perder y en los últimos seis solo le anotaron dos tantos.

LO MALO
​Al equipo de Diego López le faltó profundidad en la ofensiva. Si bien en la primera parte generó situaciones de peligro, en el complemento, con la baja de Gargano, hubo mucha distancia entre los volantes de contención y los de ofensiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)