TORNEO APERTURA 2021

Peñarol hizo méritos, pero se fue con las manos vacías del clásico: ¿Qué le faltó?

El carbonero tuvo sus chances ofensivas en el Gran Parque Central, pero no supo cómo culminarlas y lo pagó muy caro.

Mauricio Larriera. Foto: Leonardo Mainé.
Mauricio Larriera. Foto: Leonardo Mainé.

Si bien por estas horas se habla y mucho acerca de la continuidad o no de Mauricio Larriera al frente de Peñarol y se sigue masticando la bronca de la derrota clásica, el carbonero debe pasar raya rápido para procurar tener chances en el Torneo Apertura 2021 y también para afrontar una instancia clave: los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Pero hay apuntes que remarcar del equipo mirasol. Buenos y también malos, porque durante gran parte del encuentro, los de Larriera dominaron, tuvieron más y mejores iniciativas, pero no lograron ser profundos y lo pagaron muy caro.

Peñarol ensayó seis remates al arco obligando a dos atajadas de Sergio Rochet, una clave ante un tiro libre de Pablo Ceppelini que tenía destino de gol y otra ante un disparo de Facundo Torres.

Agustín Álvarez Martínez tuvo sus chances con un remate y un cabezazo, pero no logró desnivelar como lo venía haciendo y por eso la ofensiva del mirasol quedó condicionada.

Tampoco hubo buenos rendimientos de Agustín Canobbio, quien no logró entrar en partido, y de Cristian Olivera, quien sigue sin demostrar el nivel que exhibió en Rentistas y no le aporta su impronta al ataque aurinegro.

ESTADÍSTICAS

Los números de Peñarol en el clásico

6 remates
ensayó Peñarol en el ataque en el clásico frente a Nacional disputado el domingo en el Gran Parque Central.

45% de posesión 

de la pelota tuvo el equipo de Mauricio Larriera que se vio superado en ese rubro ante un 55% de los tricolores.

2 fallas

en la defensa tuvo el carbonero que le posibilitaron a Nacional los goles de Brian Ocampo y Camilo Cándido.

Sumado a eso, Joaquín Piquerez recién se empezó a sumar más a la ofensiva con el muy buen ingreso de Facundo Torres —el que más quiso en el ataque de Peñarol— en el complemento y los laterales que jugaron por la derecha —Maximiliano Pereira y Juan Acosta— no lograron entrar en el juego ofensivo.

El trabajo de los volantes tuvo marca y despliegue para intentar dar el pase justo a los atacantes, pero en el segundo tiempo se sintió el desgaste de Walter Gargano y de Jesús Trindade, quien además jugó condicionado por haber sido amonestado.

Pero nuevamente hubo fallas defensivas que Peñarol pagó caras. En el primer gol de Nacional, la zaga quedó desacomodada tras un excelente cambio de frente de Mathías Laborda a Brian Ocampo y el atacante tricolor vulneró sin problemas a la defensa para anotar y en el segundo, Trindade perdió la pelota con Camilo Cándido, Carlos Rodríguez no llegó al cierre y el jugador albo definió solo contra Kevin Dawson para anotar el 2-0.

En definitiva, Peñarol generó juego, pero no hizo daño y lo pagó caro, tan caro que falló a la hora de defender y Nacional no lo perdonó, le ganó el clásico y le provocó más problemas a un equipo que sigue en el debe.

Facundo Torres y Giovanni González. Foto: Leonardo Mainé.
Facundo Torres y Giovanni González. Foto: Leonardo Mainé.

Dos figuras con las que vuelve a contar Mauricio Larriera 

Entre tantas pálidas para Peñarol, la buena noticia para el club y sobre todo para Mauricio Larriera es que ya puede contar con Giovanni González y Facundo Torres de cara a lo que resta del Torneo Apertura y también pensando en los clásicos de los octavos de final de la Copa Sudamericana que se jugarán el jueves 15 y 22 de julio.

Con estos dos futbolistas el técnico gana en calidad y también en opciones para armar el equipo con el objetivo de mejorar el rendimiento colectivo en la ofensiva, aunque vistos los problemas defensivos en el lateral derecho, Giovanni podría volver a su posición habitual si es que el técnico así lo entiende.

Torres por su parte, es la figura y su regreso lo celebra todo Peñarol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados