EN CURITIBA

Dawson fue figura, pero no alcanzó para que Peñarol sume en el debut de Libertadores

El arquero aurinegro evitó varias chances claras de gol de Athletico Paranaense, pero una genialidad de Bissoli puso, de taco, el gol del triunfo para los norteños.

Kevin Dawson en el duelo entre Paranaense y Peñarol. Foto: AFP
Kevin Dawson en el duelo entre Paranaense y Peñarol. Foto: AFP

PRIMER TIEMPO

Tal como era de esperarse, Peñarol salió a la cancha del Arena Da Baixada con un 1-4-4-2 con David Terans y Xisco como delanteros, mientras que Athletico Paranaense se paró con un 1-4-2-3-1 en el estreno de ambos equipos en la Copa Libertadores 2020.

Pero la novedad en el 11 de de Diego Forlán fue en la mitad de la cancha con Matías De los Santos por derecha y Jesús Trindade en el doble cinco junto a Krisztián Vadócz al tiempo que Joaquín Piquerez lo hizo por izquierda.

En los primeros minutos el local dominó el partido, cancha y pelota. A Peñarol le costó entrar en ritmo y cuando lo hizo, mejoró.

David Terans en la lucha con Robson en el Paranaense-Peñarol. Foto: Reuters.
David Terans en la lucha con Robson en el Paranaense-Peñarol. Foto: Reuters.

Siempre primó el orden defensivo con dos lineas de cuatro y escasa presión alta para no desgastar a los jugadores en la primera parte.

De todas maneras, el “rubro-negro” generó varias situaciones de peligro sobre el área mirasol: una que sacó justo Rodrigo Abascal a los 2’, un remate de Marcio Azevedo afuera, otro de Léo Cittadini que contuvo Kevin Dawson y un cabezazo de Thiago Heleno que reventó el palo derecho de Dawson que bien pudo ser el primer gol del partido.

Peñarol mientras tanto, apostó a la salida rápida por las bandas y a pesar de que Gabriel Rojas fue amonestado a los 10’, el argentino intentó siempre la salida con Joaquín Piquerez por izquierda.

David Terans lucha con Adriano en el Paranaense-Peñarol. Foto: EFE.
David Terans lucha con Adriano en el Paranaense-Peñarol. Foto: EFE.

Con escasa generación de fútbol ofensivo, lo más próximo al peligro de Peñarol fue con pelotas quietas que terminaban en tiros de esquina y un tiro libre de David Terans que atajó bien ubicado Jandrei en la única pelota que tocó en la primera parte.

A los 38’ y para seguir con el karma de las lesiones, Matias De los Santos dejó la cancha tras sufrir un golpe en una rodilla y en su lugar ingresó el chileno Christian Bravo.

En una de las últimas, Peñarol pasó peligro luego de un centro pasado en el que Nikao se quiso sacar de arriba a Giovanni González y el lateral puso la mano dentro del área. El árbitro no lo advirtió y por eso el juego continuó.

Con Athletico Paranaense dominando y teniendo las mejores situaciones de peligro, la primera parte se fue sin goles en el Arena Da Baixada de Curitiba.

SEGUNDO TIEMPO

En el inicio del complemento Athletico Paranaense tuvo dos de peligro con una jugada por izquierda que sacó la zaga a tiempo a los 46’ y un minuto después Jesús Trindade le impidió el gol en la línea a Thiago Heleno, quien otra vez ganó en las alturas.

A los 50’, Carlos Eduardo encaró de izquierda al medio y sacó un zapatazo qué pasó cerca del arco de Kevin Dawson en otra chance de peligro para un equipo local que se lo llevaba por delante a Peñarol en el comienzo del segundo tiempo.

Y la tónica del partido no cambió. Peñarol metido completamente en su campo con dos lineas de cuatro bien unidas pero Athletico Paranaense llegando y cada vez con más peligro.

Xisco Jiménez en el duelo entre Paranaense y Peñarol. Foto: Reuters.
Xisco Jiménez en el duelo entre Paranaense y Peñarol. Foto: Reuters.

A los 58’ y tras un remate a colocar de Léo Cittadini, apareció Kevin Dawson para salvar el arco de Peñarol y dos minutos después Carlos Eduardo sacó un derechazo qué pasó cerca del palo derecho del arco aurinegro.

El local seguía siendo amo y señor del juego y a los 62’ tras un centro desde la derecha apareció Guilherme Bissoli que con un gran cabezazo obligó nuevamente a un Dawson que a esa altura era el gran responsable del cero en el arco carbonero.

Cuando seguía el dominio “rubro-negro” y tras una jugada fuerte en la mitad de la cancha, Jesús Trindade y Léo Cittadini vieron la tarjeta amarilla a los 68’ y dos minutos después Diego Forlán mandó a la cancha a Facundo Pellistri sustituyendo a David Terans.

Recién a los 74’ de partido Peñarol pisó con firmeza el campo rival pero Christian Bravo de apuró cuando tenía para abrirla hacia la derecha y sacó un remate de media distancia que se fue al córner.

De lujo, así definió Bissoli para poner el 1-0 de Paranaense ante Peñarol. Foto: Reuters.
De lujo, así definió Bissoli para poner el 1-0 de Paranaense ante Peñarol. Foto: Reuters.

Pero a los 76’, Nikao lo dejó parado por la derecha de su ataque a Gabriel Rojas y mandó la pelota rastrera al área chica, donde apareció el goleador Guilherme Bissoli para poner de taco el 1-0 del equipo local.

Tocado por ese gol Peñarol intentó despertar y con el ingreso de Pellistri buscó generar más fútbol en la ofensiva pero carecía de asociaciones y pases en el ataque.

Luego Forlán mandó a la cancha a Luis Acevedo por Joaquín Piquerez para darle más velocidad al ataque pero ya era tarde. Paranaense había hecho el desgaste y el gol.

Peñarol no logró nunca estar en partido y más allá del envión del final, dejó nuevamente en evidencia la falta de ritmo, técnica y fútbol en comparación con un rival brasileño que a pesar de que jugó en su campo sintético, en todo momento fue superior y mereció una ventaja mayor de no ser por las grandes intervenciones de Kevin Dawson.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados