COPA LIBERTADORES

Peñarol se despide de la Copa sin público

Aurinegros y “aviadores” juegan por puntos con diferente sabor, pero con el mismo peso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peñarol

Peñarol se despide de la Copa Libertadores ante Jorge Wilstermann. Se va en puntas de pie, en silencio, y con tribunas vacías debido a la sanción que sufre tras los incidentes post partido ante Palmeiras.

Será una despedida diferente, sin aliento desde las gradas ni el apoyo de sus hinchas y con una participación muy pálida en esta nueva edición de la Copa. Solo una victoria en cinco presentaciones. Y cuatro derrotas, una por goleada, precisamente, ante el rival de esta noche que vapuleó al aurinegro 6-2.

"El jugador de Peñarol siempre tiene que estar motivado, sabe que tiene que ganar todo lo que juega. Este partido va a ser distinto porque se juega sin gente, pero hay que tratar de ganarlo igual, tenemos que irnos de la Copa con victoria", tiró Leonardo Ramos, entrenador de los aurinegros el lunes en Los Aromos.

Sabe que la motivación pasa por otro lado, por cerrar la Copa con un triunfo que alivie el desencanto internacional. Pasa por preparar al equipo para lo que se viene, el Torneo Intermedio, una nueva oportunidad que tendrá el aurinegro de meterse en la pelea por la tabla Anual y el Uruguayo.

También pasa por ver en funcionamiento al equipo con otra conformación, con el "Cebolla" y Gastón en cancha, con un 4-3-1-2 definido y con la presencia de "Cachila" Arias nuevamente cubriendo el lateral izquierdo ante la ausencia por suspensión de Lucas Hernández.

Pasa por ver a Peñarol sin Nahitan Nández, uno de los pilares que tuvo a lo largo de la primera parte de la temporada, un emblema del mediocampo por su tesón, su lucha, pero también por el fútbol que aportó.

"Jugar en Peñarol ya tiene que motivar", apuntó el entrenador, y sostuvo que "no vamos a tener el apoyo del hincha, pero hay que ganar", agregó en conferencia.

Esta noche se despide Peñarol, en silencio, sin el aliento ni el aplauso de su gente, sin la esperanza de poder seguir en la Libertadores, y lo hará ante un Jorge Wilstermann que pelea por su pasaje a la siguiente ronda de la Copa. Los bolivianos escoltan al Palmeiras (10 y 9 puntos respectivamente) y saben que una victoria y hasta un empate, podrían dejarlos en la siguiente fase.

Peñarol, todavía herido por la goleada sufrida en Cochabamba, buscará, de cierta forma, una revancha. Nada mejor que dejar el escenario de la Copa con un triunfo, nada mejor que bajar el telón de la Libertadores con los brazos en alto, y con tres puntos más en la tabla.

El consuelo es poco, cierto, pero en filas aurinegras que es prácticamente una obligación quedarse con los tres puntos en casa.

Wilstermann llega con cierto alivio por la eliminación temprana del aurinegro, y también por saber que no habrá aliento desde las cuatro tribunas. Será como un amistoso, pero por los puntos, esos puntos que el conjunto boliviano necesita para meterse definitivamente en la siguiente ronda de la Libertadores.

¡Quién iba a decirlo! 57 años después del primer partido de Copa entre estos mismos equipos, los bolivianos llegan a Montevideo como ganadores. Todo cambia... todo cambia...

LAS CLAVES.

1 - Defensa.

Leo Ramos volvió a colocar a "Cachila" Arias en el lateral izquierdo de la defensa. Ha tenido buenos rendimientos, pero no tendrá el mismo peso en ofensiva porque trepa menos que Lucas Hernández. La zaga será Quintana-Villalba, y ha mostrado altibajos ante delanteros veloces e incisivos como los de Wilstermann.

2 - Sin marca.

Sólo Guzmán Pereira aparece en el once titular como volante de contención. Marcel Novick estará en la banca. Alex Silva y el "Cebolla" aparecen por los costados y Gastón Rodríguez como enlace, delante de esos tres volantes. Peñarol no tendrá tanta marca, pero sí más generación de fútbol.

3 - Más gol.

Con Diego Rossi, en gran momento, y Lucas Cavallini, de buen aporte en el cierre del Apertura, Peñarol conformó un ataque con más gol. Y esta vez, Ramos tendrá variantes en ofensiva: Mauricio Affonso, ya recuperado de su lesión, y Junior Arias, pueden dar una buena mano desde el banco de suplentes.

No estará el capitán.

Nahitan Nandez, Lucas Hernández y Matías Mier, suspendidos, están fuera de la convocatoria.

Affonso recuperado.

Mauricio Affonso, recuperado de su lesión está en la nómina del plantel. Carta en la manga del técnico.

“Cachila” al lateral.

Ramón Arias ocupará el lateral izquierdo, tal como lo terminó haciendo en el Torneo Apertura.

Los 100 del “Vikingo”.

"Nunca lo imaginé", dijo en la semana Marcel Novick. Esta noche cumple 100 partidos con Peñarol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados