COPA SUDAMERICANA

Peñarol no se desespera por un mal resultado y confía en lo que tiene en su plantel

El empate con Cerro Largo y el flojo ingreso de las piezas de recambio no son un disparador de cambios: el mirasol jugará con lo que tiene.

Mauricio Larriera en un entrenamiento de Peñarol. Foto: Prensa Peñarol.
Mauricio Larriera en un entrenamiento de Peñarol. Foto: Prensa Peñarol.

Un mal resultado y un flojo rendimiento no va a hacer temblar, por ahora, el plan de Peñarol para el 2021. El club apostó a bajar su presupuesto y eso llevó también a disminuir el poderío deportivo.

El hecho en cuestión ahora es la pregunta que se hacen todos los hinchas: ¿cuál es el costo que el club está dispuesto a pagar por bajar su presupuesto?

En principio, el martes lo pagó caro. El mirasol ganaba bien 2-0, Mauricio Larriera apostó a refrescar zonas como la mitad de la cancha y los jugadores que ingresaron no rindieron en la medida de lo esperado.

Y ese tema también despertó otra interrogante por estas horas: ¿está bien conformado el plantel para poder avanzar en la Copa Sudamericana y pelear por el Campeonato Uruguayo?

Por lo demostrado el martes, no. Pero también es cierto que el mirasol tendrá alguna incorporación más. A la ya confirmada llegada de Damián Musto para reforzar la mitad de la cancha, una zona de vital importancia para el equipo de Larriera, se suman las de Nicolás Schiappacasse, Pablo Ceppelini y Agustín Canobbio. Además, llegará un zaguero y no se descarta la chance para que un delantero que jugó el último Campeonato Uruguayo en un equipo del medio local se ponga la camiseta de Peñarol: Ruben Bentancourt o Facundo Batista.

Pero más allá de eso, si bien es importante reforzar el plantel, en Peñarol preocupa la actualidad y todo lo que estará en juego el próximo martes cuando el equipo enfrente a Cerro Largo en el Estadio Campeón del Siglo en el partido revancha de la primera fase de la Copa Sudamericana ya que en caso de no avanzar sería otro fracaso para el carbonero que no estaría llegando a la fase de grupos de este torneo continental dejando de lado un logro deportivo, pero también un buen ingreso económico más allá de que es muy inferior al de la Copa Libertadores.

Nicolás Schiappacasse y Emanuel Beltrán disputan la pelota en el Cerro Largo-Peñarol. Foto: AFP.
Nicolás Schiappacasse y Emanuel Beltrán disputan la pelota en el Cerro Largo-Peñarol. Foto: AFP.

En tal sentido, Larriera deberá seguir trabajando en Los Aromos para revertir lo que pasó el martes en el Prado: el equipo retrocedió demasiado, le cedió campo y pelota a Cerro Largo y lo terminó pagando muy caro.

Y más allá de haber anotado dos tantos como visitante, una derrota en la revancha lo deja a Peñarol eliminado al igual que con un empate en tres o más goles.

Hoy en día nadie pone en discusión al equipo titular de Peñarol. No hubo sorpresas en la formación inicial y además, los jugadores tuvieron 55’ de buen fútbol, siendo superiores a su rival y como por si fuera poco, sacando hasta dos goles de ventaja.

Y quizá esa tranquilidad del resultado a favor le terminó jugando en contra al aurinegro que con el retroceso en el campo, alimentó la esperanza de un equipo arachán que fue superior en lo anímico y también en lo futbolístico para terminar empatando el encuentro.

Eso es lo que no debe repetir Peñarol, pero mientras Larriera trabaja en Los Aromos de cara al desquite por Copa Sudamericana, los hinchas siguen mostrando su descontento con el accionar del entrenador y se hacen sentir en las redes.

En la jornada del jueves el hashtag #LaFieraEnPeñarol apareció en Twitter con los fanáticos carboneros pidiendo la vuelta de Diego Aguirre a la conducción técnica, algo que estuvo sobre la mesa en diciembre, pero según lo explicado por Pablo Javier Bengoechea el 31 de diciembre en la presentación de Larriera como entrenador “no era el momento, pero no por nosotros. Que quede bien claro por si alguno interpreta mal”.

Cerro Largo vs. Peñarol. Foto: AFP.
Cerro Largo vs. Peñarol. Foto: AFP.

Lo cierto es que esa movida en las redes es como un eslabón más de una cadena que parece ser corta, aunque desde el Consejo Directivo de Peñarol hay confianza en el trabajo del técnico floridense que el martes tendrá un duro examen porque no solo estará en juego la vida deportiva de su equipo en la Copa Sudamericana sino que también se podría poner en riesgo su continuidad al frente del plantel en caso de que el mirasol quede eliminado a manos de Cerro Largo nada menos que en el Campeón del Siglo.

Lo que sí es claro es que estos días le servirán al cuerpo técnico y a los jugadores para seguir trabajando con el objetivo de no volver a cometer los errores del encuentro de ida ante los arachanes.

Pero además, estará la presión de siempre y con un plus más porque si Peñarol queda afuera de la Copa Sudamericana, se le terminará la actividad internacional por 2021.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados