URUGUAYO ESPECIAL

Peñarol se desarmó y armó

Se fue más de un equipo, y llegaron 10 futbolistas para conformar un nuevo plantel con el perfil del “Polilla”

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Futuro. Nicolas Dibble, figura en Plaza, llegó a Peñarol. Foto: Gerardo Pérez

Apenas terminado el Campeonato Uruguayo, Peñarol supo que el plantel se le desmembraba. La decisión de Diego Forlán de rescindir el contrato, se sumó a las bajas por contrato después de que el "Polilla" Da Silva elevó la lista de prescindibles: allá marcharon Luis Aguiar, Diogo, Guillermo Rodríguez y Cristian Palacios, entre otros. Futbolistas que habían terminado en el once titular que se quedó con el título.

Lo de Valverde estaba escrito y sólo restaba que se concretara, así como la salida del Vasquito Aguirregaray, un futbolista pretendido pero que iba a ser muy difícil retener.

Peñarol fue "el Campeón del las bajas" en el último período de pases, y tuvo que salir a buscar futbolistas, no sólo para reforzarse, sino para armar un nuevo plantel. Esa es la diferencia con el resto. O por lo pronto con Nacional: Peñarol empezó de nuevo, casi de cero, con jugadores elegidos por el entrenador y con perfil determinado que apoyó el Consejo Directivo: jóvenes, con futuro, y con un porcentaje adquirido por el club.

De la oncena que terminó ganando el Uruguayo a este equipo de hoy, hay enormes direrencias. Sólo Guruceaga en el arco y Maxi Olivera se mantuvieron en el elenco titular (Carlos Valdéz está lesionado) lo que habla a las claras que Da Silva pondrá en cancha un equipo totalmente renovado respecto al que dio la vuelta olímpica ante Plaza Colonia. Se desarmó, y se armó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)