EN EL CDS

Peñarol 4 - D. Maldonado 0 : la vuelta al triunfo fue con efectividad y golazos

Con dos de Agustín Álvarez Martínez, uno de Walter Gargano y otro de Joaquín Varela en contra, el carbonero volvió al triunfo y se prende en el Torneo Apertura 2021.

Agustín Álvarez Martínez. Foto: Juan Manuel Ramos.
Agustín Álvarez Martínez. Foto: Juan Manuel Ramos.

Peñarol necesitaba un triunfo y lo consiguió. El carbonero goleó 4-0 a Deportivo Maldonado en el Estadio Campeón del Siglo en el cierre de la sexta fecha del Torneo Apertura 2021 y regresó a la victoria luego de tres empates consecutivos para sumarse a la lucha por el título ya que quedó a tres puntos de los líderes.

El equipo de Mauricio Larriera fue efectivo y contundente ya que generó cinco situaciones claras de gol y anotó cuatro tantos para cerrar el encuentro con su arco en cero, un punto importante ya que el técnico hizo variantes en la zaga como el estreno de Carlos Rodríguez en su regreso al club. 

El minuto de silencio y el homenaje a Robert Lima en el Estadio Campeón del Siglo. Foto: Juan Manuel Ramos.
El minuto de silencio y el homenaje a Robert Lima en el Estadio Campeón del Siglo. Foto: Juan Manuel Ramos.

Primer tiempo

El equipo de Mauricio Larriera presentó tres cambios respecto a lo que había sido su última presentación en el empate con Rentistas ya que volvió el capitán Walter Gargano y se metieron en el equipo Maximiliano Pereira en el lateral derecho y Carlos Rodríguez en la zaga.

El esquema táctico no cambió y el técnico volvió a apostar al ya clásico 1-4-2-3-1 en el carbonero con Agustín Álvarez Martínez como delantero, mientras que la visita apostó a un 1-4-4-2 con el argentino Hernán Toledo y Facundo Batista en la ofensiva.

Y luego del emotivo minuto de silencio para recordar a un histórico de Peñarol como el “Bola” Robert Lima, el equipo mirasol se puso en ventaja en la primera aproximación al arco rival. A los 50 segundos y tras una jugada que se gestó por derecha, la zaga fernandina despejó y la pelota le quedó a Walter Gargano, quien de zurda sacó un zapatazo desde afuera del área para vencer a Danilo Lerda y poner el 1-0 carbonero.

Gol clave para un Peñarol que arrancó con ese tanto casi que desde el vestuario para empezar a jugar más tranquilo pero que ya mostraba desde el inicio que con el regreso del “Mota” a la titularidad tuvo mejor juego y también efectividad ofensiva.

El festejo de los jugadores de Peñarol tras el gol de Walter Gargano. Foto: Juan Manuel Ramos.
El festejo de los jugadores de Peñarol tras el gol de Walter Gargano. Foto: Juan Manuel Ramos.

Pero ese tanto no disminuyó en absoluto a Deportivo Maldonado, que con el paso de los minutos se animó y empezó a complicar en campo aurinegro generando varias jugadas de peligro en las que bien pudo estar el empate visitante.

La velocidad de Tomás Conechny y la movilidad de Hernán Toledo y Facundo Batista complicaron a la zaga de un Peñarol que logró despejar la pelota en algunas ocasiones y que en otras encontró respuesta segura de Kevin Dawson.

Fueron unos 20 minutos de asedio del “Depor” con cuatro llegadas de peligro en las que el equipo de Palladino fue tuvo la efectividad necesaria como para conseguir la igualdad, mientras que el aurinegro se defendió y recién a los 38’ con un remate de media distancia de Agustín Canobbio volvió a llegar exigiendo a un Danilo Lerda que respondió muy bien para evitar el segundo gol carbonero.

Pero esta tarde la efectividad de Peñarol estaba a la orden del día y a los 42’ minutos de tiro libre, apareció Agustín Álvarez Martínez con una soberbia definición para anotar el 2-0 aurinegro en el Estadio Campeón del Siglo.

Tres llegadas al arco de Danilo Lerda, todas de afuera del área, y dos goles marcaron una primera parte efectiva de un Peñarol que sufrió por varios pasajes pero que se defendió bien para irse al descanso en ventaja.

Walter Gargano y su regreso al equipo titular de Peñarol. Foto: Juan Manuel Ramos.
Walter Gargano y su regreso al equipo titular de Peñarol. Foto: Juan Manuel Ramos.

Segundo tiempo

En el complemento la primera de peligro la tuvo otra vez Peñarol y nuevamente por derecha, esta vez con Agustín Canobbio recibiendo por esa banda y mandando la pelota al área, donde Agustín Álvarez Martínez no logró definir bien y su remate suave lo atajó bien Danilo Lerda.

Peñarol intentaba controlar la ventaja con el 2-0 que lo ofrecía mucha tranquilidad ante un Deportivo Maldonado que ya no era el mismo de la primera parte en el comienzo del complemento y que se pudo quedar con 10 a los 62’ porque el árbitro José Burgos no le mostró la segunda amarilla a Paulo Lima, quien ya estaba amonestado.

El fútbol ofensivo de la visita ya no tenía la misma claridad y recién a los 65’ el equipo de Palladino se arrimó al arco carbonero con jugadas de pelota quieta que fueron bien despejadas por la defensa y que mostraron a un seguro Kevin Dawson para descolgar centros.

Deportivo Maldonado no encontraba la pelota y apelaba a faltas para cortar el juego de Peñarol. La visita se empezó a llenar de tarjetas amarillas y varias de sus piezas quedaban condicionadas para lo que restaba del encuentro en el Estadio Campeón del Siglo.

Y la tónica de la tarde para Peñarol fue la efectividad. A los 71’ y tras un tiro de esquina desde la derecha ejecutado por Jesús Trindade, Joaquín Varela cabeceó y puso la pelota en su propio arco para decretar el 3-0 del carbonero que empezaba a liquidarlo aprovechando sus chances en la ofensiva y, ayudado por errores del rival como en este caso, siendo efectivo en campo adversario.

Palladino movió más sus piezas y a los 77’ mandó a la cancha a Andrés Ravecca, Mariano Bogliacino y Agustín Rodríguez, quien hizo su debut en Primera División con solo 16 años. La idea del entrenador fue refrescar el ataque y darles minutos a varios jugadores que los necesitan ya que a falta de 13’ el encuentro ya estaba liquidado.

Peñarol frente a Deportivo Maldonado en el Campeón del Siglo. Foto: Juan Manuel Ramos.
El "Canario" puso un doblete en el Campeón del Siglo. Foto: Juan Manuel Ramos.

También Larriera movió el banco dos minutos después y puso a Gonzalo Freitas por Pablo Ceppelini y al juvenil Máximo Alonso por Cristian Olivera, quien no termina de meterse de lleno en el equipo carbonero y lo siente.
Con el 3-0 había más porque Agustín Álvarez Martínez no perdonó. A los 81’ el “Canario” bajó una pelota de espaldas al borde del área grande y tras una media vuelta definió de manera espectacular para poner el 4-0, el segundo de su cuenta personal y el cuarto en el Torneo Apertura.

A los 88’, el árbitro José Burgos desestimó un claro penal de Andrés Ravecca a Nicolás García, quien había ingresado a los 86 por Álvarez Martínez en una incidencia en la que bien pudo estar el quinto gol de un equipo aurinegro que tuvo alguna situación de riesgo más pero que terminó sellando una muy buena victoria para regresar al triunfo y sumarse al pelotón de los de arriba ya que quedó a tres puntos de los líderes del Torneo Apertura 2021.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados