CAMPEONATO URUGUAYO

Peñarol y un debut a media luz en el Apertura frente a Fénix

El equipo de Mauricio Larriera empató sin goles ante el albivioleta en un juego donde no pudo repetir lo que había mostrado en el inicio de la temporada.

Facundo Torres ante la marca de Andrés Schetino en el Fénix-Peñarol. Foto: Estefanía Leal.
Facundo Torres ante la marca de Andrés Schetino en el Fénix-Peñarol. Foto: Estefanía Leal.

Mauricio Larriera metió mano en el equipo. Bajas por COVID-19, jugadores sentidos, otros lesionados y la reciente partida de David Terans llevaron a que el entrenador optara por un equipo mixto.

¿Esto podría haber afectado en la presentación aurinegra? Tal vez, pero también es cierto que Peñarol no tuvo su mejor partido y eso es parte de la explicación de que haya hecho su estreno en el Apertura con un empate sin goles ante Fénix.

La lluvia también jugó su papel ya que fue persistente en el Capurro y fue la que también generó algún choque entre futbolistas que derivó en protestas dentro y fuera de la cancha.

De fútbol se vio muy poco en la tarde sabatina. Las chances de gol fueron escasas y las que se generaron fueron bien contenidas por Mejía y Dawson.

El equipo de Juan Ramón Carrasco optó por jugar al contragolpe y con esa herramienta agarró en varias ocasiones mal parado al conjunto mirasol que, por su parte, intentó como lo hace habitualmente con la velocidad por bandas en este caso de la mano de Agustín Canobbio y Facundo Torres.

Los extremos mirasoles, al igual que Agustín Álvarez Martínez, no tuvieron su mejor encuentro y pese a que el “Cuervo” provocó la única gran atajada de Mejía en el complemento, con un remate rastrero que contuvo el panameño, Peñarol los extraño en su mejor versión.

Fénix avisó en el segundo tiempo luego de un mano a mano que Kevin Dawson le ganó a Kaique y fue luego de esa chance que Peñarol fue decidido a ir por el gol, pero con más corazón que fútbol y con eso no fue suficiente.

Lo mejor del equipo aurinegro se vio en los descuentos gracias al ingreso de Giovanni González, pero fue muy tarde y no alcanzó, pese a que en la última Rodrigo Abascal tuvo un cabezazo que salió apenas ancho ante la mala salida de Mejía.

Poco fútbol, mucha protesta. Lluvia, amarillas y gritos que incluso llegaban una y otra vez desde las tribunas. Lo más interesante de un juego sin goles y en el que Peñarol tuvo un debut a media luz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados