EN EL CDS

Peñarol tuvo una noche para el olvido y Danubio se lo empató en la hora

Cristian Rodríguez abrió la cuenta a los 81' de penal, pero a los 90' apareció el argentino para darle la igualdad a la franja en una mala actuación carbonera.

Incidencia del encuentro entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Incidencia del encuentro entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Peñarol presentó tres cambios respecto al equipo que había jugado el martes frente a Athletico Paranaense en Curitba y volvió al 1-4-3-3 con David Terans, Xisco Jiménez y Facundo Pellistri en la ofensiva, mientras que Danubio se paró con un claro 1-4-4-2 con Rodrigo Piñeiro y Luciano Nequecaur como atacantes.

En los primeros minutos de juego, el equipo de Diego Forlán intentó generar juego por las bandas y lo hizo mejor por la derecha con Pellistri, que luego se volcó a la izquierda cambiando con Terans.

La más clara del comienzo la tuvo Peñarol a los 6’ tras un córner de Terans desde Cataldi y Damiani que cabeceó primero Enzo Martínez y luego Xisco, pero el frentazo del español lo sacó Darío Denis.

El carbonero tuvo más la pelota y con Pellistri nuevamente por derecha combinando en varias ocasiones con Giovanni González aparecía la mejor versión ofensiva del equipo de “Cachavacha” que luego tuvo un remate de Terans desde afuera del área a los 15’ que se fue lejos del arco de Denis.

Pero luego del primer cuarto de hora, Peñarol cayó en un bajón futbolístico del que intentó salir con dos jugadas ofensivas en las que bien pudo estar el primer gol. A los 20’ la pelota le quedó a Terans que definió por arriba de Denis, pero los zagueros cortaron justo, aunque el balón no iba directo al arco.

Xisco ante la marca de Nicolás Prieto en el Peñarol-Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Xisco ante la marca de Nicolás Prieto en el Peñarol-Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Y un minuto después, un centro desde la derecha de Giovanni González lo cabeceó muy bien Facundo Pellistri obligando una gran atajada de Denis, que empezaba a transformarse en figura de Danubio, y en el rebote de manera increíble se lo perdió Terans que definió por arriba del horizontal.

Recién a los 31’ de juego Danubio inquietó por primera vez en la noche a Peñarol y fue con un remate de media distancia de Lucas Rodríguez que atajó bien Kevin Dawson mandando la pelota al córner.

Con esa jugad aislada, la franja se animó a más y trató de instalarse en campo rival para generar alguna jugada más de ataque, pero no había mucha conexión entre los volantes y los delanteros del equipo del “Tato” Martín García.

Giovanni González y Briam Acosta en el Peñarol-Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Giovanni González y Briam Acosta en el Peñarol-Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

A los 37’ y tras un tiro de esquina desde la izquierda, José Luis Rodríguez apareció por el segundo palo y se perdió el gol de cabeza cuando la zaga de Peñarol ya nada podía hacer porque el lateral había ganado en las alturas.

A esa altura, la hinchada de Peñarol en el Campeón del Siglo ya empezaba a cantar “carbonero, un poco más de huevo” porque veía que el equipo no respondía en la cancha, que no jugaba bien y que no generaba situaciones de peligro en el ataque.

Sin embargo, la primera parte se fue sin goles y con un equipo aurinegro que bajó su producción respecto a lo mostrado en el inicio del encuentro, instancia en la que había generado varias chances de gol sobre el arco de Darío Denis.

Diego Forlán. Foto: Marcelo Bonjour.
Diego Forlán. Foto: Marcelo Bonjour.

Segundo tiempo

En el inicio del complemento fue Danubio el que propuso más y mejor. A los 46’, y tras una pelota quieta con jugada preparada, Rodrigo Piñeiro pisó el área aurinegra y sacó un remate que contuvo bien parado Kevin Dawson.

Luego de que Gary Kagelmacher fuera amonestado a los 48’, la franja siguió dominando ese comienzo hasta que a los 50’ se juntaron los pibes de Peñarol. Kevin Lewis encaró por el callejón central y habilitó a Facundo Pellisti, quien definió alto y se perdió el primero.

Pero a los 52’ fue Danubio el que lo tuvo con una jugada por la banda derecha y un centro rastrero que cortó justo Giovanni González por el segundo palo cuando aparecía para definir Santiago Mederos.

Los pases en Peñarol eran un tema a corregir y cuando no salían, la tribuna se venía abajo. “Vamo’ a poner un poco más de ganas muchachos”, se escuchaba desde la Frank Henderson en un momento magro para el carbonero que no encontraba juego y que tenía problemas para defender.

A los 59’, Martín García movió el banco de suplentes y mandó a la cancha a Juan Manuel Gutiérrez sustituyendo a Briam Acosta para darle más aire a la ofensiva de la franja.

David Terans en el partido entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
David Terans en el partido entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Y en Peñarol pasaron cosas… A los 61’, Diego Forlán mandó dos variantes. Denis Olivera ingresó por Xisco y Cristian Rodríguez por Facundo Pellistri, cambio silbado por los hinchas carboneros en el Campeón del Siglo.

Danubio se animaba y a los 65’ una gran corrida por la derecha del “Loly” Piñeiro terminó con un pase al medio que cortó justo otra vez Giovanni González en lo que pudo ser la apertura del marcador en otra chance visitante que un minuto más tarde tuvo un remate del “Pumita” José Luis Rodríguez que contuvo Dawson.

Peñarol, bien gracias. Al aurinegro no le salía nada. Ni los pases, ni los cambios. Apenas intentó inquietar con un tiro libre desde lejos de David Terans a los 68’ que pasó lejos del arco. Nada más.

A los 73’, el equipo de Forlán salió un poco del asedio y se animó. Dio más de cuatro pases seguidos e hilvanó una jugada de ataque que terminó con un remate del “Cebolla” Rodríguez por arriba del horizontal.

La última variante de Forlán fue el ingreso de Luis Acevedo a los 77’ suplantando a Kevin Lewis para reforzar el ataque que estaba totalmente aislado en un equipo que carecía de juego.

Cristian Rodríguez celebra su gol de penal frente a Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Cristian Rodríguez celebra su gol de penal frente a Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Y en el peor momento del partido para Peñarol vino una bocanada de aire fresco. Córner desde la izquierda de Terans y Luciano Nequecaur tocó la pelota con su mano. Leodán González cobró penal y el “Cebollla” Rodríguez agarró el balón para patearlo. Quemaba esa bola. Ardía el Campeón del Siglo. Pero el capitán fusiló a Darío Denis y puso el 1-0 del aurinegro para luego ir a gritarle el gol a la Tribuna José Pedro Damiani en una reacción algo exagerada.

Pero a los 90’, cuando el árbitro había dado tres minutos de descuentos, apareció Luciano Nequecaur pero esta vez en el área rival para aprovechar un gran centro de Pablo Siles y poner un cabezazo goleador empatando las acciones en el Campeón del Siglo.

El festejo de Luciano Nequecaur en el duelo entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
El festejo de Luciano Nequecaur en el duelo entre Peñarol y Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Peñarol no supo agunatar la ventaja. No jugó bien, se encontró con un gol de penal en su peor momento y luego se lo empataron. El equipo de Diego Forlán no levanta: hoy no tuvo fútbol, juego ni actitud. Deberá mejorar y mucho, porque ahora el tiempo apremia: se viene otro encuentro de Copa Libertadores y hace tres partidos que el carbonero no conoce la victoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados