COPA SUDAMERICANA

Con un hat-trick perfecto del Canario Álvarez Martínez, Peñarol goleó 4-0 a Corinthians

Tres tantos del atacante, sumado a un golazo de Agustín Canobbio le dieron el triunfo a los aurinegros, que quedaron a un paso de la clasificación a octavos de final.

Peñarol goleó a Corinthians por 4 a 0 en partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo E de la Copa Sudamericana en el Estadio Campeón del Siglo y sigue invicto en lo más alto de la tabla de posiciones.

El equipo de Mauricio Larriera ganó todos sus encuentros de fase de grupos y suma seis sin derrotas en este certamen continental tras dejar por el camino a Cerro Largo en primera fase.

Con esta victoria, el carbonero quedó a un paso de los octavos de final ya que River Plate de Asunción le ganó a Sport Huancayo 2 a 1 en el Defensores del Chaco y es el único equipo que puede alcanzar al mirasol en la lucha por el único cupo en la siguiente instancia. 

Agustín Álvarez Martínez celebra uno de sus goles. Foto: Estefanía Leal.
Agustín Álvarez Martínez celebra uno de sus goles. Foto: Estefanía Leal.

Primer tiempo

Peñarol salió a jugar con dos cambios respecto al último encuentro ya que se metieron en el equipo Agustín Canobbio por Juan Acosta y Pablo Ceppelini por David Terans, quien por fiebre en las últimas horas no integró la oncena pero si fue al banco de suplentes. De todas maneras, la figura táctica no cambió y Mauricio Larriera no se apartó del 1-4-2-3-1.

Corinthians por su parte, con varios jugadores titulares que se quedaron en Brasil debido a que jugará el domingo la semifinal del Campeonato Paulista, modificó el sistema que Vágner Mancini había utilizado en los últimos encuentros –línea de tres en la zaga– y comenzó el encuentro con un 1-4-4-2.

Y poco demoró el aurinegro en vulnerar a la defensa del “Timao” porque a los 5 minutos de juego, un córner desde la derecha ejecutado por Jesús Trindade lo cabeceó Agustín Álvarez Martínez para poner el primer gol de la noche a pesar de los esfuerzos de Cassio para evitar el tanto.

Ese gol que cayó casi que desde el vestuario, no fue casualidad. El carbonero salió a ser protagonista, a dominar el partido y lo logró. Tanto lo logró a que los 9' y tras un centro de Facundo Torres, Fabricio Formiliano tuvo el segundo y le sacaron la pelota justo al córner. Tres minutos después Trindade probó desde media distancia y el balón pasó muy cerca del arco de Cassio.

Peñarol avisaba y era superior. Por derecha generaba mucho peligro y por esa zona se gestó el segundo gol. A los 13’, Facundo Torres habilitó por banda a Giovanni González y el hoy lateral derecho lo vio en el área al goleador Álvarez Martínez que definió mordido, pero la pelota mansa se metió en el arco de Corinthians para el 2-0 mirasol.

Agustín Álvarez Martínez y otro gol con la camiseta de Peñarol. Foto: Estefanía Leal.
Agustín Álvarez Martínez y otro gol con la camiseta de Peñarol. Foto: Estefanía Leal.

Inicio demoledor del equipo de Mauricio Larriera que en cuatro chances generadas ya tenía dos goles a favor y que dominaba por completo y que seguía generando situaciones de peligro porque a los 17 fue Giovanni González el que pisó el área con pelota dominada y Cassio impidió el tercero.

Luego fue Facundo Torres el que encaró en velocidad desde la derecha hacia el medio, fue dejando rivales por el camino y en la puerta del área grande sacó un remate de zurda que pegó en el palo izquierdo de Cassio y se fue afuera.

Recién a los 28 minutos de la primera parte y tras un quede de Gary Kagelmacher, quien calculó mal para despejar, Corinthians tuvo su chance con un remate de Gustavo Mosquito que atajó muy bien Kevin Dawson.

El aurinegro en ningún momento lo dejó jugar al “Timao”, dominó cancha y pelota, y como por si fuera poco tuvo la efectividad necesaria para sacar la ventaja en el marcador por más que la visita tuvo el descuento con un remate cruzado de Mateus Vital que dio en el horizontal y se fue afuera a los 41’.

Peñarol tuvo un primer tiempo casi perfecto. Jugó, hizo los goles y mantuvo su arco en cero y mientras tanto en Paraguay, River Plate y Sport Huancayo empataban 1-1, resultado que metía al carbonero en los octavos de final a falta de dos fechas para el cierre de la fase de grupos.

Agustín Canobbio en el partido entre Peñarol y Corinthians. Foto: Estefanía Leal.
Agustín Canobbio en el partido entre Peñarol y Corinthians. Foto: Estefanía Leal.

Segundo tiempo

En el complemento, el partido siguió con la misma tónica de la primera parte, aunque Corinthians intentó cambiar la pálida imagen que había dejado en el primer tiempo. Y no lo logró. 

Es que en una jugada de contragolpes, Agustín Canobbio la definió de manera espectacular para colocar el 3-0 y liquidar el partido cuando apenas iban 53 minutos de juego. 

Peñarol no sacó el pie del acelerador, todo lo contrario. Siguió jugando muy bien, haciendo circular la pelota y encima llegó al cuarto gol por intermedio del "Canario" Álvarez Martínez, que llegó a su hat-trick perfecto: uno de cabeza, otro de pierna derecha y otro de izquierda.

Así finalizó el partido, con un categórico 4-0, con un hat-trick del "Canario" y con el debut en los mirasoles de Cristian Olivera. Peñarol quedó a un paso de la clasificación; no la logró este jueves porque el River paraguayo le ganó de local a Sport Huancayo y está a cinco de los aurinegros a falta de seis por jugar. Justo en la próxima, los paraguayos reciben a Peñarol el martes 18 de mayo a la hora 19:15 en Asunción. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados