RECUERDO

Peñarol campeón de América 1987: La hazaña que nunca se olvidará

Se cumplen hoy 33 años de que los aurinegros ganaron su quinta Copa Libertadores. Fue en Chile con el heroico gol de Diego Aguirre a América de Cali en la última jugada.

Peñarol campeón de América 1987
Pereira; Trasante, Rotti, Perdomo, Herrera y Domínguez (parados). Vidal, Da Silva, Aguirre, Viera y Cabrera (agachados). La oncena de la final.

Ninguna final de la Copa Libertadores tuvo, y difícilmente tenga, un cierre tan infartante como la de 1987. El 31 de octubre de ese año, hace hoy exactamente 33 años, el pueblo aurinegro disfrutaba de una consagración  "a lo Peñarol".

En Santiago de Chile se jugaban los últimos segundos del alargue del tercer partido final entre Peñarol y América de Cali. El 0-0 parecía cantado y le daba el título al elenco colombiano por mejor diferencia de goles.

Peñarol campeón de América 1987
El festejo aurinegro en el vestuario.

El partido de ida, disputado en Cali, había terminado con triunfo local por 2-0 y el segundo, en el Centenario, con victoria carbonera por 2-1 (goles de Diego Aguirre y Jorge Villar), dando vuelta el marcador que había empezado en favor de los escarlatas.

Peñarol campeón de América 1987
Obdulio Trasante, símbolo de aquel Peñarol campeón.

Se jugaba el minuto 120 y el público de América comenzó a contar los cinco segundos finales hacia atrás, pero cuando llegó al uno fue su perdición. Diego Aguirre tomó la pelota afuera del área, la tiró larga, le ganó el pique a un defensor rival y sacó un zurdazo cruzado para vencer a Julio César Falcioni.

Peñarol campeón de América 1987
Jorge "Tito" Gonçalves, que entró durante el partido.

Gol, triunfo, título, hazaña. Quedará para siempre en la memoria colectiva de Peñarol y de América. Un equipo dirigido por el maestro Óscar Washington Tabárez y conformado mayoritariamente por botijas, entre ellos Jorge "Tito" Gonçalves y Gustavo Matosas, le robó el título a un poderoso conjunto de América que jugaba su tercera final consecutiva, sin haber podido ganar ninguna.

Fue el último título continental obtenido por Peñarol, pero aún hoy se sigue hablando de él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados