URUGUAYO ESPECIAL

Peñarol es bipolar

Peñarol fue uno arriba y otro atrás, pero la efectividad en las llegadas que tuvo, lo hicieron volver a ganar por goleada 5-2 ante Racing. El aurinegro podrá respirar más tranquilo esta semana, luego de vencer a un rival, que jugó con un hombre de más durante 35 minutos por la expulsión de Ángel Rodríguez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Marcelo Bonjour

La bipolaridad futbolística de Peñarol quedó expuesta anoche, frente a un Racing que lo desnudó en el diván del Centenario.

El aurinegro mostró dos caras bien definidas. Una, la del malhumor, la del sufrimiento, la más frágil, se vio cuando fue atacado por el albiverde. Cada pelota que se filtró entre los zagueros y cayó en el área, llevó peligro o fue gol. La defensa fue un tembladeral, y no pudo controlar en todo el primer tiempo a los delanteros de un Racing que se animó a todo desde el minuto inicial.

Líber Quiñones abrió el marcador cuando apenas corrían 10 minutos. Pase entre Bressan y Valdez, pobre respuesta de la zaga, y ante la salida desesperada de Guruceaga, penal. Manotazo del arquero al pie de Jonathan Pérez, y Falce que no dudó. Quiñones no perdonó, y anotó otro gol a su ya histórica marca en los de Sayago.

Y Racing pudo aumentar, porque llegó con peligro, pero no concretó.
Peñarol, que no daba pie en bola en el fondo, cada vez que cruzaba la línea media, generaba zozobras en la última zona rival. La velocidad de Dibble, el buen manejo de Albarracín, las llegadas de Nández y la presión de Junior Arias, mostraban otra cara muy diferente del aurinegro, una cara más divertida, que logró cambiar la pisada por su contundencia y oportunismo.

Fue Albarracín el que logró la igualdad cuando iban 28 minutos y poco después, a los 32, un rechazo fallido de Ithutarralde hacia su arco, decretó el 2 a 1. Inesperado sí, y hasta sorpresivo por cómo se estaba dando el trámite y el juego, porque Racing no había sido menos y ya había estrellado un derechazo en el horizontal y Quiñones se había perdido otro gol con tiro cruzado ante Guruceaga.

En medio de esa bipolaridad futbolística, llegó el tercero, en los pies de Junior Arias, un goleador que está despertando y que muestra su categoría. Se llevó la pelota entre los zagueros y eludió a Melián de cara al arco. Marcó el 3-1 y todo parecía liquidado para el aurinegro. Pero no. Otra vez sufrió con su peor cara, la defensiva, y tras un nuevo centro frontal, llegó el descuento de Racing con cabeza-nuca de Gabriel Fernández.

Ese 3-2 mantuvo al Centenario expectante. El partido siguió abierto pese a que Curutchet buscó cerrarlo con el ingreso de Ángel Rodríguez por Rossi. Sin embargo, el volante, en una reacción infantil, vio la roja a los 56 minutos.

Lo que parecía controlado, se descontroló, y durante varios minutos Racing tuvo a Peñarol en su campo. Sufrió el aurinegro, pero pasó rápido al contragolpe y liquidó el pleito con un penal (mano de Ithurralde) que marcó Albarracín y una corrida de Arias, que definió solo ante Melíán. El diván desnudó su bipolaridad...


RACING 2-5 PEÑAROL

Estadio: Centenario

Árbitro:Fernando Falce. Asistentes: Miguel Nievas y Daniel Castro. Cuarto árbitro: Walter Juncal.

Racing:D. Melián; J. Trindade, I. Ithurralde (81' G. Albite), M. Pereira, E. Goñi; E. Dudok, J. Méndez (70' N. Sosa), J. Pérez, J. Tancredi; G. Fernández y L. Quiñones. DT: N. Morales

Peñarol: G.Guruceaga; A. Silva, C. Valdez (21' Y. Quintana), M. Bressan, M. Rodríguez (82' A. Rodales); N. Nández, G. Pereira, D. Rossi (45' Á. Rodríguez), N. Albarracín; N. Dibbley Junior Arias. DT: F. Curutchet

Gol: 10' L. Quiñones (RAC), 38' G. Fernández; 28' y 76' N. Albarracín, 32' I. Ithurralde (e/c), 37' y 80' J. Arias (PEÑ)

Amarillas: G. Guruceaga (PEÑ); M. Pereira, I. Ithurralde (RAC)

Roja: 56' Á. Rodríguez (PEÑ)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error