TORNEO APERTURA

Peñarol fue una aplanadora y goleó a Rampla

El equipo de Diego López despertó de una minisiesta y apabulló al picapiedra que terminó con diez hombres.

Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

"Valió la pena mojarse”, se decían varios hinchas de Peñarol a la salida del Campeón del Siglo. Y sí, vaya si valió la pena, porque el equipo terminó luciéndose frente a Rampla Juniors.

Es que el aurinegro mandó a guardar todas las pelotas que en otros partidos no habían entrado y que le costaron muy caro en materia de resultados.

Y fue una noche redonda, pero no en su totalidad. En la primera parte, Peñarol dominó y se puso en ventaja a los 11’ con un gol de Gabriel Fernández, ese delantero que se transformó en pieza clave y que anoche volvió a su romance con la red, algo vital para un goleador como el “Toro”.

Con esa ventaja el carbonero se fue al descanso y en el complemento, Rampla Juniors lo puso contra las cuerdas durante 10 minutos generando cuatro chances claras de gol.

El picapiedra no las aprovechó y Peñarol, cuando se despertó de esa minisiesta, fue letal y no perdonó.

Brian Rodríguez, ese juvenil que se ganó la confianza de Diego López como titular, puso un manto de tranquilidad a los 69’ cuando fusiló dentro del área a Rodrigo Odriozola para poner el 2-0.

De ahí en más, el partido fue todo de Peñarol porque a los 73’ se fue expulsado Leonardo Melazzi, quien había ingresado a los 61’ y en dos minutos recibió dos amonestaciones por protestar.

Peñarol no dejó pasar la oportunidad de desnivelar y a los 82’ apareció Lucas Hernández para anotar el tercero.

Solo se esperaban más goles del aurinegro y llegaron. Tres minutos más tarde llegó el tanto de Gastón Rodríguez tras asistencia de Luis Acevedo, quien entró a los 81’ y tuvo un debut soñado con Peñarol porque además de ese pase gol, cerró la goleada con su conquista a los 90’ tras robar una pelota y culminar una muy buena jugada personal.

Si bien la goleada se terminó de consumar cuando el picapiedra ya jugaba con 10 futbolistas, la idea de Diego López volvió a verse dentro de la cancha y anoche vino con el agregado de los goles, algo clave para este equipo.

Es que la definición era un debe en los últimos partidos para Peñarol y ayer el aurinegro pudo concretar las chances para terminar sellando una goleada ante un rival que pudo empatarlo pero después padeció un trámite totalmente desfavorable.

Para destacar en el aurinegro, el regreso al gol del “Toro”, la buena culminación de Brian Rodríguez, el segundo tanto de Gastón Rodríguez y el muy buen y prometedor debut de Luis Acevedo, el pibe que llegó de Cerro con una mochila de ilusiones y anoche jugó menos de 10 minutos, puso una asistencia y cerró la goleada.

Peñarol fue una aplanadora y si bien tiene cosas para mejorar, volvió a ganar, goleó y suma en confianza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)